Letras que nunca se apagan

Vida Q 27/10/2015 03:57 Actualizada 09:14

El arquitecto y fotógrafo Sebastián Sánchez  hace uso de la escritura como una terapia.  Desde hace más de seis años mantiene activo el blog “La luz que nunca se apaga”,  en donde expresa sus experiencias, sentimientos e ideas. Del contenido de ese blog nació el libro Tu vestido blanco.

La escritura ha estado desde siempre en la vida de este joven queretano. “Escribo desde pequeño, desde que tengo memoria, hace más de seis años abrí un blog y empecé a escribir todo lo que sentía, experiencias, sentidos, todo”.

Una de las razones por la cual escribe es para conectarse a la gente, pero desde un nivel sencillo, sin complejos, sin palabras complicadas. Pero el escribir no es la prioridad de Sebastián, define esta actividad como un complemento de su vida.

“La escritura siempre ha estado latente, pero no es mi prioridad de momento. Es un complemento, es una herramienta más para poder expresar lo que siento, lo mismo que intento con la fotografía y arquitectura, en la escritura también,  hay  algunas cosas que no logro con la arquitectura y con la foto sí, y al revés, y la escritura tiene sus armas que las otras armas no tienen”.

Estudió arquitectura y a la fecha la ejerce, por la mañana trabaja en un despacho de arquitectura y por la tarde en un despacho de fotografía.  Y su labor con la escritura, dice, está basada más en un proceso sensitivo.

“Cuando tienes esa sensibilidad es muy fácil meterte a cualquier arte y desarrollarlo, porque lo único que tienes que aprender es la técnica y lo demás, la creatividad, es lo que ya tienes”, explica Sánchez.

El libro Tu vestido blanco tiene como  portada una fotografía creada por el propio Sebastián Sánchez. La imagen representa a una mujer con su vestido de novia frente a la iglesia de San Agustín, ubicada en el Centro Histórico de Querétaro.

La publicación fue presentada en la Antigua Estación del Ferrocarril. Y el autor espera concretar la venta del material en distintas librerías. Entre sus planes, contempla estudiar la maestría en arquitectura y continuar activo del blog “La luz que nunca se apaga”.

Temas Relacionados
Letra s que nunca SE apagan