En Hidalgo…Valle del Mezquital

En Hidalgo…Valle del Mezquital

En la Huasteca Potosina se prepara mole de camarón de río
(Foto: Bertha Herrera)
El certamen, que se realizará del 7 al 9 de noviembre
Lomas de Casa Blanca y Escobedo, los beneficiarios
Los 18 municipios podrán entregar sus iniciativas

Por Dulce Espinosa y Adriana Silvestre

En un clima semidesértico, la población otomí aprovecha los huevecillos de las hormigas, los gusanos de maguey o chinicuiles y los de mezquites o shagues para acompañar hacen salsas y tortillas. También son características las gorditas llamadas hormiguero o mamanxás, que tuestan sobre un comal de barro al que se le unta una capa de hormiguero de campo donde habitaban los animalitos.

FOGONES TRADICIONALES

En Ixmiquilpan los ingredientes más notables de esta región, habitada por otomís, son los nopales, que se dan en dos temporadas: en tiempo de aire y de lluvia. Otro alimento es el gualumbo o flor de lechugilla, que es la flor del cactus y la semilla; se prepara con huevo o frita a la mexicana. Entre febrero y marzo también se da la flor de palma en los cactus de las tierras semiáridas.

EN SAN LUIS POTOSÍ… LA HUASTECA

El grupo Teenek elabora un tamal bolim, que significa compartir con los amigos y compañeros. Se realiza en fiestas como Todos Santos, San Miguel y la Virgen de Guadalupe. Hay de dos clases: zacahuil y bolím. Este último es de gallina o gallo, lleva chile, aceite o manteca, sal y masa de maíz, “se envuelve en hoja de papatla o plátano, que es más grande para que quepa el animal completo”, comenta Juan Miguel Santiago, del municipio de Tancanhuitz.

En la Huasteca Potosina se prepara mole de camarón de río y patlaches, además de un tamal a base de cacahuate y tres chiles, y otro de trabuco, que va envuelto en una hoja parecida a la de plátano. Otros platillos de esta región son el pescado en penca y a las brasas, salsa de pulque y mixiote con camarones.

EN MORELOS… TLAYACAPAN

En esta región recolectan los tradicionales jumiles, chinches de monte o xotlinilli y hongos, como el de jícara, escorpión, chiquito y pinto. Mención aparte merece la variedad de quelites, con la que elaboran quesadillas y tlacoyos.

Un platillo típico es el mole verde de pepita, que suele acompañarse con frijoles y tamales añejos o de ceniza. Además preparan huaxmole con chile chipotle y tomate verde, remole con chile rojo y verduras, y los afamados clemoles, que son caldillos de chiles con tomates donde guisan todas las carnes y legumbres en diferentes estilos.

EN PUEBLA… SIERRA NEGRA

Este lugar se encuentra cerca del Pico de Orizaba y es habitado por nahuas. Hay variedad de maíces, que utilizan para hacer, entre otros platillos, tamales, como los pulacles de frijol entero, pollo, chile piquín, cilantro y ajonjolí. En Semana Santa los preparan de camarón y en época de lluvias, de hongos. También hacen de mole poblano, de salsa verde con pollo de salsa roja con carne de puerco.