“Dejé el cine porque no me quise desnudar”

Vida Q 27/07/2014 00:04 Actualizada 15:03

La cantante y actriz Angélica María confesó que dejó de hacer cine porque no se quiso desnudar frente a una cámara. “Era muy friolenta”, dijo en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato, donde fue homenajeada con la Cruz de Plata por su trayectoria.

También dijo que a pesar de sus logros y de ser una figura icónica del cine nacional, todavía lucha por encontrar empleo. “Ya que estoy acá aprovecharé para pedir trabajo. ¡Muchachos llámenme!”, declaró entre risas.

La actriz grabó recientemente una telenovela en San Miguel de Allende, y una película en la ciudad de México.

La también cantante explicó que su logro más grande en este momento es ser abuela, con el nacimiento del primer hijo de su hija Angélica Vale. “Es como si volviera a tener a mi hija en mis brazos”, detalló la actriz.

Arranca el GIFF a ritmo de rock

La edición XVII del Festival Internacional de Cine de Guanajuato inició este viernes actividades en San Miguel de Allende, con un homenaje a la actriz y cantante Angélica María, por sus logros en el cine.

“No soy millonaria, pero sí soy millonaria en el amor de la gente”, manifestó la también actriz al recibir la Cruz de Plata del GIFF (por sus siglas en inglés).

Como parte del reconocimiento, la llamada “Novia de México” recorrió las calles de esta localidad colonial dedicada al turismo, en carreta jalada por caballos en las llamadas calandrias.

“En el paseo una señora me dijo: ‘que vivas mucho Angélica’ y le contesté que su cariño es lo que me hace vivir”, relató la también cantante de 69 años.

Angélica María Hartman Ortiz nació en Nueva Orleans, Estados Unidos, pero es más mexicana que el pulque y empezó su carrera en el cine a la tierna edad de 5 años interpretando a un niño en el largometraje Pecado, de 1950.

“Yo nací para estar en los escenarios, no me veo haciendo otra cosa”, afirmó la protagonista de Cuatro de chocolate y uno de fresa, película que escribió el novelista José Agustín para ella.

La cinta, ambientada en los años 60, los años del rock and roll en México, se proyectó en la plaza de la localidad de San Miguel Allende, y la actriz aprovechó para cantar “A dónde va nuestro amor”, acompañada con las palmas del público.

Minutos antes, en el mismo escenario, la banda leyenda del rock and roll en México, los Teen Tops, interpretaron algunos de sus éxitos, como “La plaga” y “Popotitos”.

Siendo apenas una adolescente, Angélica María ya había actuado en largometrajes con grandes figuras del cine mexicano como Pedro Infante (Los Gavilanes), y a los seis años ganó su primer premio Ariel con la cinta La esposa y la otra.

Como cantante, Angélica María es recordada por la canción “Eddy, Eddy”, cover de un tema estadounidense, adaptado por un entonces joven compositor, Armando Manzanero.

En su larga y prolífica carrera Angélica María ha actuado en más de 50 películas, ha cantado unos 500 temas e interpretado más de 60 telenovelas y una cantidad similar de obras de teatro.