Un taquito, pero de ojo

Vida Q 27/05/2015 03:07 Actualizada 08:53

[email protected]
La expresión “echarse un taco de ojo” es reconocida popularmente y entendida en todo México. “Realmente todo mundo sabe que darte un taco de ojo es voltear a ver a alguien o algo,  con una perspicacia dirigida a lo sexual, y es un dicho popular que se usa en toda la República”, explicó Juan Rafael Coronel Rivera, curador de la exposición Taco de Ojo. Erotismo Popular, que se exhibe actualmente en el Museo de la Ciudad.

La exhibición reúne más de 500 piezas de erotismo popular que datan desde lo prehispánico hasta nuestros días, y ésta es la primera exposición que presenta una visión de la sexualidad desde el ámbito popular.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Juan Rafael Coronel Rivera refirió que se habla poco sobre la sexualidad indígena. “Uno de los motivos de hacer esta exposición era presentar un aspecto que no se había tocado dentro del arte popular y contextualizarlo en el mundo contemporáneo; lo que se trató con esta exposición es  de hacer una muestra con un giro contemporáneo que corresponda a la claridad indígena como mestiza”.

El recorrido inicia con la exhibición de esculturas del periodo clásico, que están bajo el resguardo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se trata se representaciones fálicas y otras piezas del cuerpo de hombres y mujeres.

“La idea era precisamente esa, establecer que nuestro gusto erótico es igual al de hace tres mil años, porque muchas de esas figuras y los desnudos que se hacen de la actualidad son idénticos y eso habla de cómo sí hay un canon mexicano de una estética tanto femenina como masculina. Podríamos hablar de que la estética femenina en los Estados Unidos está dada por la Barbie, aquí la estética femenina está dada desde las piezas del preclásico, hace tres mil años, y  es la misma estética que el mexicano sigue buscando”, explicó.

Las piezas arqueológicas que se exhiben pertenecieron a actos de ritualidad y, en algunos casos, son de rituales funerarios. En la exposición también se encuentran ex votos trasgresores, representaciones contemporáneas de las tradicionales ofrendas, que creyentes católicas llevaban al templo, en agradecimiento a un don o milagro.

“Incluso hay  piezas que se podrían llamar de folclor, guiados un poco más hacía el turismo, pero que mostraban toda esa parte del desarrollo del erotismo, no nada más de los pueblos  indígenas, sino también de lo urbano, la exposición va dando todo un recorrido visual, desde la época precolombina hasta lo que puede uno encontrar en las carreteras, en los mercados, en la actualidad, relativo al erotismo”.

La apertura. Taco de Ojo. Erotismo Popular se inauguró en el Museo de la Ciudad, en colaboración con el Museo Nacional de Culturas Populares, en el marco de XI Encuentro de Diversidades y la XIV Semana Cultural de la Diversidad Sexual, y permanecerá en Querétaro hasta  el 9 de agosto.

La exposición se recomienda a adultos y niños mayores de 12 años, acompañados de sus papás, sobre esta “restricción” el curador dijo que es parte de la normatividad social.  “Pero un niño de 9 años con un celular ya vio  más pornografía que toda la pornografía que vieron sus papás durante toda su vida, entonces son simplemente modos, yo no creo que ver una exposición como Taco de ojo corrompa a nadie, realmente la sexualidad está en todos lados, uno pasa por el pasillo de ropa interior en el súper y ve más pornografía que aquí”.

Los términos tabú y pornografía, añadió  Juan Rafael Coronel Rivera, son temas impuestos por los  parámetros de normatividad social, son métodos de restricción, a la gente siempre le da miedo enfrentarse a su sexualidad y hacia su desarrollo sexual, y esta exposición  de Taco de ojo habla exactamente del otro lado, de los que no les dio miedo y enfrentaron su sexualidad, por eso es interesante y es divertida”.

Temas Relacionados
un taquito pero de ojo