Reiki, una alternativa para la salud integral

Angélica Mayén es una reikista mexicana, certificada por la Federación Española de Reiki e integrante del Colegio
 La especialista ofreció una sesión grupal titulada “Cómo darse reiki a sí mismos para sanar”
Angélica Mayén es una reikista mexicana, certificada por la Federación Española de Reiki
27/04/2018
03:15
Redacción Querétaro
-A +A

Angélica Mayén es una reikista mexicana, certificada por la Federación Española de Reiki e integrante del Colegio internacional de Expertos para Evitar la Dispraxis (CIPREDIS).

A su paso por el Holistic and healthy festival, realizado en San Miguel de Allende, la especialista ofreció una sesión grupal titulada “Cómo darse reiki a sí mismos para sanar”, donde enseñó cómo aliviar padecimientos físicos y mentales desde dentro.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro habló sobre esta terapia complementaria para poder alcanzar un estado de paz y armonía.

 

¿Por qué es importante promover el reiki?

La terapia integrativa o de sanación holística es complementaria a las terapias alópatas. Cuando la medicina occidental ya no encuentra respuestas, algunos dicen que entra Dios, nosotros decimos que entra esta otra opción de sanación. Hay que tomar en cuenta que no todas las enfermedades tienen una causa física, ya que también las hay de origen mental y emocional. El reiki permite ingresar en un estado de paz, armonía, sanación y tranquilidad, para poder enfrentar el día a día.

 

¿Cómo funciona?

La salud hay que verla de manera integral a través de la alimentación, nuestros hábitos, cómo manejamos el estrés y nuestros sentimientos. Sólo cuando encuentras ese gusto a la vida, es que sanas. Así que lo que hacemos es aliviar los padecimientos emocionales a través de la reactivación energética o, en otras palabras, por medio de la imposición de manos regresamos a las personas a la paz interior.

 

¿Qué caracteriza a una sesión de reiki?

Las sesiones pueden ser grupales o personales, eso depende del número de asistentes, las grupales son hasta para cien personas y las individuales sólo se programan cuando el paciente quiere sanar algo en específico, como una emoción causada por una ruptura amorosa, la pérdida de un ser querido, el desempleo o cualquier otra pérdida en general. A lo largo de 45 a 60 minutos, el paciente se recuesta sobre una camilla, en un espacio ambientado con música e incienso para distraer a los sentidos, mientras el especialista coloca sus manos a cierta distancia del cuerpo de la persona para detectar el campo energético.

 

¿Qué padecimientos pueden ser sanados a través de esta técnica?

Dentro de mi experiencia puedo decir que hemos ayudado a pacientes con cáncer de lengua y de páncreas, además de diferentes tumoraciones, e incluso diabetes crónica y lupus, entre otras enfermedades. También hay pacientes que han llegado al final de su vida, pero más tranquilos y reconciliados con su familia.

 

¿Cuántos años llevas acompañando estos procesos de sanación?

Desde 2007 me encargo de guiar a las personas, aunque hay que dejar claro que las terapias complementarias alternativas sólo son una opción más de salud, ya que no le podemos decir al paciente con diabetes o cáncer que deje su tratamiento. Lo que hago es sanar los sentimientos y las emociones que condujeron a la persona a ese estado de enfermedad, y obviamente se necesita de la parte alópata porque ya hay un daño físico y los profesionales que se especializan en ello, lo cubren, mientras que nosotros incidimos en la parte energética; en los sentimientos, emociones y pensamientos.

 

¿Qué te motivó a especializarte en esta técnica alternativa?

Hace muchos años me sané de endometriosis crónica y fibrosis quística con el reiki, fue entonces que me enamoré de esto y decidí ayudar a las demás personas.

Comentarios