Silvia Lira León y sus historias mínimas

La narradora presentó este año el libro "Viajes, brebajes y demás excitantes", que diseñó a su gusto
Libro, Narradora, Poeta, Escritora, Esencia poética, Silvia Lira, Historias, Cancún, Estimulantes, Viajes, Nostalgia, Sensualidad,
En su reciente obra, Lira dedica unas líneas a su lugar natal: la CDMX (DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL)
26/12/2017
04:21
Rocío G. Benítez
-A +A

Siempre que le preguntan a Silvia Lira sobre la esencia poética que resalta en su obra, la escritora aclara con toda seriedad que ella es narradora y no poeta. Pero sus Viajes, brebajes y demás excitantes, libro que presentó en este 2017, son una evidencia más de la línea poética que sin disimular recorre sus narraciones mínimas.

Con el sello de Huella Felina, la escritora compiló Viajes, brebajes y demás excitantes, una publicación independiente que diseñó e imprimió a su gusto. “Todo fue hecho a mano y por mí. Fue una labor ardua, pero muy disfrutable, yo soy diseñadora editorial de profesión, entonces disfruté mucho estar haciendo este libro”.

La publicación reúne recuerdos de viajes, ensoñaciones de sensualidad y nostalgia, momentos cotidianos que son enriquecidos con el olor y sabor de bebedizos estimulantes como el café, bebida preferida de Silvia.

“En los textos hay mucha nostalgia, porque la mayoría de las historias que vienen aquí las escribí en Cancún, en un tiempo en el que estuve viviendo allá, y por supuesto me daba mucho la nostalgia de Querétaro y la Ciudad de México, yo me iba a la playa y ahí me ponía a escribir, mi pensamiento y mi nostalgia estaba totalmente volcada en lo que escribía”, platicó.

Originaria de la Ciudad de México, pero radicada en Querétaro, dedica en el libro unas palabras a su lugar natal.

“Volver al origen, regresar al terruño. Ver todo lo que ha cambiado y, a pesar de eso, sentir que no me he marchado nunca. Entrar al Metro como si nada y desplazarme por sus tripas como si no hubieran trascurrido diecisiete años de ausencia. Abordar el transporte atestado de gente, andar entre el tumulto por las calles, cruzar las avenidas con tanta naturalidad como si siempre hubieran sido mías. ¿Dónde he estado durante diecisiete años?”, se lee en el libro.

Silvia Lira cerró este 2017 con una gran noticia, pues uno de sus cuentos recibió mención honorifíca en el Premio Municipal de Cuento “Ignacio Padilla” 2017, así que para el próximo año, en la publicación de la antología de este certamen, se incluirá el cuento de Silvia, quien fue amiga y alumna del autor del escritor Ignacio Padilla.

Comentarios