La sazón del país Vasco

Vida Q 26/06/2014 01:19 Actualizada 11:13

Con un concepto renovado de cocina vasco-francesa, que respeta la culinaria tradicional y la materia prima, teniendo como asesor gastronómico al chef Iñaki Aguirre, surge un nuevo lugar de San Ángel, el Bistrot Revolución, lugar que promete al comensal llevarlo por un viaje de aromas y sabores que lo transporten a la mejor cocina del viejo mundo.

Iñaki Aguirre, quien inscribió su nombre con letras de oro en nuestro país, por su destacado trabajo culinario al lado del crítico gastronómico Luis Marcet, en el Costa Vasca, sigue presente en México, gracias a su asesoría culinaria en algunos restaurantes, como El Puerto de Getaria en Insurgentes, Alaia y ahora Bistrot Revolución, este ultimo nuevo sitio donde su menú es una invitación para disfrutar los sabores francos.

Añoranzas de una cocina

En este lugar, el pulpo y los mejillones tienen la cocción perfecta para deshacerse en el paladar y así poder disfrutar de su delicada textura.

“Tenemos bases de cocina francesa y vasca, un poco de la española, pero sobre todo es una carta de producto de muy buena calidad”, asegura Iñaki.

El chef vasco añade que en este bistro, el comensal puede degustar platillos tradicionales y bien hechos, como las que se hacían en Costa Vasca, hace más de 20 años.

“El menú es auténtico, no hay novedades en el aspecto de que no tenemos nada molecular, es una cocina de raíces, muy tradicionales y originales de la gastronomía vasca.

“Los postres son elaborados en casa, esta cocina es un poco a la antigua porque no hay espumas, ni aires, pero todo está hecho a mano de manera auténtica. Las bases, las pastas, todo se hace de materias primas nobles, nada de polvos ni cosas inventadas”, explica.

Para esta nueva experiencia culinaria, Iñaki echó mano de grandes compañeros mexicanos, que han comprendido a la perfección las raíces de la cocina vasca, como el chef Luis Domínguez, quien ahora está encargado de la cocina del Bistrot Revolución, y que fielmente ha seguido la escuela del chef vasco.

“A Luis lo tuve conmigo desde hace 25 años en Costa Vasca, y aquí sigue, también tenemos a gente de repostería que estuvieron con nosotros en aquel entonces”, asegura Iñaki.