Gran personaje

Vida Q 26/06/2014 01:19 Actualizada 03:30

El Chef Iñaki Aguirre nació en Vizcaína de Bilbao. A la corta edad de 14 años decide empezar a trabajar y su primer empleo lo lleva a la prestigiosa Sociedad Bilbaína.

En aquella época, políticos, empresarios, la realeza europea, entre otras personalidades, se reunían ahí para deleitarse con los platillos mas clásicos y elaborados que uno pueda imaginar. Al ver tremendo arte expuesto en un plato, y después de vivir el ambiente de la Sociedad Bilbaína, Iñaki Aguirre se enamora de por vida de la gastronomía.

Al darse cuenta, en un periódico, que la mejor escuela de hostelería en el país Vasco era la escuela Euromar en Zarautz, decide que es ahí donde va a estudiar. Al llegar, se encuentra con el director chef Luis Irizar, toda una institución de la cocina Vasca, quien sería desde ese entonces su maestro. En esta institución también conoce a quienes serían sus compañeros de profesión y amigos de ahí en adelante. Entre ellos Pedro Subijana, Karlos Arguiñano o Ramón Roteta.

Al terminar sus estudios en la escuela Euromar, Iñaki deja el país Vasco y se va a Madrid con Luis Irizar donde permanece un par de años. Después de un tiempo, Iñaki regresa a Euskal Herria a trabajar en el mítico hotel María Cristina en San Sebastián. Pero mantiene la buena relación con el chef Irizar y dentro de poco tiempo se vuelven a encontrar trabajando juntos en el restaurante Gurutze Berri en Oiartzun.

Cambiando de rumbos

Después de dirigirse al sur años atrás, ahora Iñaki se va al norte y llega a Iparralde, el país Vasco francés. Se instala en Ziburu donde trabaja un tiempo antes de marcharse a París. Su amor por la cocina y la sed insaciable de aprendizaje que siempre ha tenido, lo llevan a la capital francesa en 1980 a estudiar en la célebre escuela Gaston Lenôtre.

En Lenôtre exitosamente recibe su diploma en panadería, buffet, charcutería, catering, pastelería francesa y diploma en chocolatería.

Al mismo tiempo que cursaba sus estudios y expandía su conocimiento Iñaki trabajaba en la famosa Brasserie Bofinger de la Rue de la Bastille 7.

Iñaki permanece en París hasta 1988 cuando decide regresar al País Vasco, concretamente a Biarritz donde traba jo en Le Coq Hardy.

Años después viaja a México a participar en las jornadas gastronómicas en El Mesón del Cid con Luis Marcet y decide quedarse. Se instala como chef ejecutivo del Mesón del Cid y durante ese tiempo nace el Costa Vasca. El chef Iñaki permaneció mas de diez años al frente posicionándolo como el estandarte de la gastronomía europea en México.