Se encuentra usted aquí

Delgadillo da una cátedra de trova

26/05/2015
03:16
-A +A

Es literal. Fernando Delgadillo dio una cátedra de trova en el teatro Metropólitan.
El músico se presentó en Querétaro con su grupo los ‘Canchanchanes Místicos’, nombre no oficial de estos músicos, sino producto del humor del cantante principal. 
El cantautor contó que la trova ha existido desde lejanos y remotos siglos, del año 1050, para ser más precisos.
Citó al primer trovador, un tal rey de la región de Provenza o Catania, y que las primeras canciones de este tipo habían sido de carácter sacro.
“No había canciones escritas, y las que se hacían, las que se conocían, eran de boca en boca”, dijo.
La canción tal y como se conoce abarcaba distintos temas como hazañas de trovadores, hechos de armas, las noticias que se podían traer de un reino a otro, y algunas donde se protestaba de algunas situaciones.
“Lo que más repercusión tuvo en la trova fue esta temática del amor cortés”, explicó.
Delgadillo incluso citó al poeta mexicano Octavio Paz para explicar el tema. “Como dijo Octavio Paz, parece quela cortesía es la aristocracia del corazón, en la medida en que la persona que uno ama se siente feliz, dichoso”.
También reconoció que habrá quien le canta a otro tipo de amor, sino todo lo contrario, como Paquita la del Barrio. “Donde va a tener ella ese amor cortés”, aclaró el cantante.
Delgadillo y sus músicos cantaron temas del disco más reciente, “que ya no es tan reciente verdad”, y que data del 2013, “Tiempo ventanas”.
Con esa misma elocuencia, en sus conciertos Delgadilla igual cita al escritor italo-egipcio Fabio Morabito que hablar de Iron Man, el súper héroe del cómic y la película.
“Parece ser que el paraíso, leía yo el otro día en un libro de ensayos de Fabio Morabito, debe tratarse de una multitud edenes”, dijo.
“Aquí me dejaron una tarjeta de Iron Man, pero no Iron Man, yo no le atoro hermano, va contra natura”, indicó.
Delgadillo, que igual habla de sensaciones místicas como de una tarde con insomnio, sin ninguna profundidad metafísica.
“Eran las 3 y medio de la tarde y yo no me podía dormir y total, amigos míos, que me pongo a escribir esta canción” (“Insomnio”).
Así es Delgadillo en un concierto, como dice una cosa dice otra y además canta.