Se encuentra usted aquí

Y siguen los Estrambos dando...

El vocalista de Los Estrambóticos, Pino, nos platicó sobre la evolución de la banda, el momento actual del ska y su nuevo sencillo “Ornithology ”
Los Estrambóticos, La Glotonería, Ciclo 4, Circuito Indio, Trayectoria, Ciudad de México, Ska, Evolución Musical, Lanzamiento
Para la banda es muy halagador que los millenials escuchen a Los Estrambóticos porque les da mucha vigencia el saber que no son un grupo que se estancó en los 90 (FOTOS: ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
24/08/2017
03:17
FABIOLA OCAMPO
-A +A

El furor y energía de la música ska llegan hoy a Querétaro con la presentación de Los Estrambóticos, quienes se presentarán en La Glotonería como parte del Ciclo 4 de Circuito Indio.

Con más de 20 años de trayectoria, la banda oriunda de la Ciudad de México ha logrado llevar el estandarte del ska al convertirse en una de las agrupaciones más importantes del género en el país.

En entrevista exclusiva para EL UNIVERSAL Querétaro, Pino, vocalista de Los Estrambóticos habla sobre la evolución musical del grupo y el lanzamiento de su nuevo disco, que arrancará con el estreno de su más reciente sencillo titulado “Ornithology”.

¿Cuál es la precepción que tienen sobre festivales como Circuito Indio?

–Se me hace increíble que existan estos festivales y que tengan una infraestructura, hay buen audio y buena organización para llevarnos y a veces nos quejamos que no hay espacios. Está increíble que podamos llegar a ciudades que hace mucho no visitábamos como Oaxaca.

¿Cómo describe Pino la música de Los Estrambóticos?

–Justo dentro del ska, es música que queremos que esté viva en el sentido de que tenga fusiones, ya que el ska, si no se fusiona y se aisla, se empieza a marchitar; entonces lo que hacemos es música viva porque todo el tiempo tiene fusiones y eso es lo que buscamos siempre, divertirnos a través de la música.

¿Cuáles son los cambios que ha sufrido la alineación a lo largo de los años?

–Hemos tenido algunos cambios, el último y más reciente fue cuando integramos a Queso Bronfman, quien ha tocado en Resorte y otros grupos. Se integró a las giras del grupo desde hace tres años y eso le ha dado mucha riqueza a la banda, tener a un músico tan experimentado. De los cuatro que fundamos este grupo, seguimos dos, que es el 50%, en el sentido de los cambios, ha ido bien.

¿Cuál ha sido la madurez que han adquirido en su sonido?

–Empezamos como todos los grupos, haciéndolo por diversión, sin ningún afán de desarrollarlo profesionalmente, hicimos un demo a los pocos meses y funcionó muy bien; nuestro primer disco lo grabamos cinco años después de haber fundado el grupo. Cuando empezamos a tener contacto con productores tuvimos que profesionalizar todo y empezar a estudiar lo que ya habíamos hecho, adoptar un método y seguir, eso nos ha dado la oportunidad de hablar un solo idioma y cada día tener mejores músicos, no solo el Queso, también tenemos a Chícharo en los teclados y en los metales. Los músicos con los que tocamos también tocan para otros artistas, la calidad es buena.

En los 90 hubo un gran auge del movimiento ska con grupos como Maldita Vecindad, Tijuana No y otros que hoy ya están casi desaparecidos ¿Creen que este género ha perdido fuerza?

–A principios de los 2000, el ska tuvo otro gran auge y en la actualidad se ha tenido un gran apoyo con festivales, como el Ska Fest en Querétaro y otros que cuentan con foros enormes en la Ciudad de México y lo más importante del ska, es que está en las ferias; empezamos a tener un espacio en los teatros del pueblo, donde ya no sólo se toca el género grupero o regional, entonces poco a poco vamos ganando terreno. Yo creo que hay que profesionalizar porque el movimiento sí está en un gran momento.

Antes veíamos a Pino en los escenarios quitarse los zapatos y rockear ¿Sigues conservando ese estilo o ya eres más moderado?

–Ya me di cuenta que es súper peligroso quitarse los zapatos en el escenario (risas) y esa idea ya quedó en el pasado, por seguridad, claro.

¿Para quién tocan Los Estrambóticos en la actualidad?

–Yo creo que sí vamos a los millenials, vemos que ahora asisten a las tocadas chavos como de entre 20 y 30 años, menores de 30. Definitivamente no han sido tocadas del recuerdo, sí hay casos de personas mayores de 30 que se llevan a sus hijos, pero son más los menores de 25 y eso es muy halagador porque nos da mucha vigencia el saber que no somos un grupo que se estancó en los 90 y eso también lo demuestra el movimiento que tenemos en la plataforma Spotify, ya que en 2015 “La herida” fue la canción más sonada en la Ciudad de México; pudimos pasar a otra generación.

A nivel nacional ¿Cómo percibes la música?

–Yo creo que las redes han influido a que no sólo escuches un género, quien escucha reggaeton, también elige regional, ska y rock, ya no existe ese estereotipo. Un día puedes ir a un baile y otro a un festival, que hay muchísimos a nivel nacional; en Monterrey y Ciudad de México, hay una gran diversidad.

¿Qué viene para ustedes como agrupación?

–Acabamos de grabar nuestro noveno disco y vamos a lanzar canción por canción, acabando la gira —la próxima semana— ya tenemos el material para empezar a promocionarlo.

Puedes adelantarnos algunos detalles, ¿A qué suena?, ¿Cuál es la evolución en este disco?

–El primer adelanto es que vamos a estrenar una canción en Querétaro titulada “El hombre pájaro”, es una versión de Charlie Parker, con la canción “Ornithology”. En el disco, del que revelaremos el nombre la próxima semana, nos enfocamos justo en los caminos que hemos recorrido cuando tocábamos sin saber las notas, queriendo emplear desde esa frescura hasta composiciones más complicadas como ésta en la que incluimos jazz. También nos enfocamos en recoger todo lo que hemos aprendido durante estos años, la evolución sí es muy notoria. En este disco nos comprometimos con varios géneros; si íbamos a tocar reggae lo haríamos de una manera respetuosa con nuestro sello, llevándolo al extremo en nuestra visión.

Comentarios