Sin pelea la música y las matemáticas

Vida Q 24/05/2014 01:18 Actualizada 09:36

[email protected]

Lo que hace el grupo de Ernesto Martínez son armonías, no piezas ni canciones. En este sexteto, fundado por el propio Martínez, e integrado por Francisco Ayala, Manuel Leal, Felipe Muñoz, Alejandro Huerta y Alejandro Guevara, tocan guitarra, teclados, percusiones y todo tipo de objeto que puedan golpear, rasgar y soplar.

La agrupación se presentó en el marco del XVIII Encuentro Internacional Nacional de Guitarra en el mesón de Cómicos de la Legua, acompañados por la compañía de danza moderna Aletheia Cuerpo Escénico y dará dos conciertos más, que serán un ensayo con miras al nuevo y cuarto disco, titulado Micro Ritmia en vivo, que será grabado en el Centro de las Artes.

La teoría de Ernesto Martínez es que existen señales, impulsos, que sólo un músico puede ver y detectar. Los impulsos, como fantasmas, permiten dar armonía en donde, en apariencia, no existe orden alguno.

La ejecución de la banda está basada, dice Martínez, es escalas matemáticas y “no todos pueden tocar de esta manera”, indicó.

“La idea original era sincronizar a los músicos por medio de señales transparentes, que sólo escucha ellos y crear una cuestión de complejidad”, explicó a EL UNIVERSAL Querétaro.

“Cuando tocamos estamos todos los músicos amarrados a unos pulsos de audios que escuchamos, hay un reloj invisible que nos está controlando”, agregó.

“Para que un sonido pueda ser tocado, es que ya dio la vuelta con los demás músicos”, aclaró.

No es una idea nueva. “Fue una idea mía, pero también se le ocurrió al Cromañón, hace 15 mil años. En la edad media se llamó ‘joquetus’ pero fue abandonada. Es una idea que está flotando en el inconsciente colectivo, lo traemos en la genética”, dijo.

Micro Ritmia surgió en 1995 como resultado de un periodo de nueve años de investigación de Ernesto Martínez. Un año después fue lanzado al mundo por Philip Glass.

Glass, genio estadounidense de la música contemporánea, los considera unos genios y el fallecido rockero Lou Reed los bañó de piropos. Pero otros los son un grupo que hace sonidos y tiene ocurrencias. “Simplemente no les parece interesante”, reconoció Martínez.

Ernesto Martínez es músico, egresado de la carrera de composición. “Pero yo me ubico como investigador más que compositor”, detalló.