Habilitan voto electrónico

Vida Q 23/06/2014 00:08 Actualizada 10:03

Actualmente, se realizan varios esfuerzos para facilitar el voto a ciudadanos en el extranjero, así la posibilidad de tener todo tipo de elecciones digitales está cada vez más cerca, eliminando paulatinamente la posibilidad de errores.

Edgardo Torres es el director de Scytl para Latam, una empresa fundada en Barcelona, cuyo origen se encuentra en una tesis sobre la viabilidad del uso de Internet en procesos electorales. En 2001 asesoró a Suiza, Francia y Noruega, hoy sus sistema es utilizado en 33 países incluyendo México.

En mayo, en Europa, Scytl gestionó los resultados y fue usado en 28 estados y 24 idiomas. En el caso de nuestro país la tecnología fue utilizada por primera vez en 2012 en el Distrito Federal luego de que el Congreso autorizara la posibilidad de utilizar tecnología para capturar el voto extranjero.

La gran ventaja de este sistema, además de facilitar el proceso, es que se basa en una auditoría e integridad de datos, “el corazón del proyecto son sus capas de seguridad con protocolos de cifrado desde la captura hasta que se genera el récord de los votos, para que esté garantizada la transparencia”.

En ninguna de las elecciones donde se ha utilizado el sistema, las elecciones han sido cuestionadas, de hecho para evitar que solo un organismo tenga acceso al proceso y pueda modificar datos, se entregan diversas llaves; en el caso de México, la Universidad Nacional Autónoma de México fue la encargada de la auditoría y declaró como segura esta tecnología.

Sobre las posibilidades de utilizar este proceso en más elecciones, Torres dijo: “tradicionalmente la punta de lanza es el voto extranjero por la complejidad y para aumentar la participación, pero aspiramos a que el país pueda moverse a este ambiente, ya que el modelo tradicional cuesta de 5 a 7 dólares por votante, mientras que por Internet sólo 2”.

Detalla que el esquema facilitará a personas con discapacidad emitir su voto y permitirá realizar referendos frecuentemente para conocer la opinión de los ciudadanos.

Para habilitar este nuevo esquema, el país debe habilitar al votante a través de una credencial que le permita ingresar al sistema, ya sea a través de la colocación de kioscos o computadoras.

Una vez que la persona vota se le entrega un número de confirmación, con éste puede buscarse en el sistema para asegurarse de que su voto fue contabilizado, aunque se destaca que no es posible conocer por quién votó.

Dado que todo se registra de forma electrónica las resultados son inmediatos.