Se encuentra usted aquí

Meraki, un mercadito con oferta local

En su tercera edición, el espacio busca promover el consumo regional y la asistencia del público masculino, a través de la temática futbolera
Meraki, un mercadito con oferta local
Fotos: Demian Chávez
22/06/2018
04:46
Donna Oliveros
-A +A

La nueva entrega de Meraki llegó a la ciudad, esta vez bajo la temática futbolera con el objetivo de animar al público masculino a conocer y consumir una extensa variedad de artículos, hechos por productores de diferentes estados del país.

“Escogimos este concepto porque caía justo en el Mundial, y además queríamos atraer a otro público, pues generalmente estos bazares les llaman más la atención a las mujeres”, señaló Verónica Padilla, organizadora del evento.

Playeras con aplicaciones bordadas, bisutería unisex, morrales artesanales para computadora, carteras y cosmética natural especial para hombres conformó la oferta de productos dirigida a este población.

Cerca de 30 emprendedores provenientes de Ciudad de México, Guanajuato, Querétaro y del Estado de México, ofrecieron también una extensa variedad de artículos orgánicos y naturales, con los que se promueve un consumo consciente y amigable con el medio ambiente.

qro-09_62432087.jpg

Mujeres Madeni es un colectivo encabezado en la entidad por Verónica López y Dulce Baltazar, que busca difundir alternativas ecológicas de autocuidado en las mujeres, a través de productos innovadores como la copa menstrual y las toallas femeninas hechas de tela.

“Las invitamos a que hagan un cambio en sí mismas, con lo que podrán impactar en la vida de otras mujeres y en el medio ambiente”, dijeron a las asistentes, a quienes con prototipos explicaron la forma de emplear las diferentes herramientas de cuidado.

Parar los peludos del hogar. A unos pasos, Ilse Márquez presentó una opción de artículos artesanales y holísticos, dirigidos a los consentidos de la casa.

“En Peeks PetShop desde hace cuatro meses buscamos promover en Querétaro productos que estén hechos en México, algunos los manufacturamos nosotros en convenio con el productor, como collares chiapanecos hechos a mano por siete mujeres tzotziles, y súperalimentos que benefician su organismo”, dijo Márquez.

qro-04_62431293.jpg

Galletas para desinflamar y desintoxicar como “aliento fresco”, un producto hecho de espirulina, bircabonato de sodio, menta y espinacas, que promueve la profilaxis dental de los perros y previene el mal aliento, conformó la oferta de este stand.

Mokat fue presentado por Marcela Esparza, quien ofrece una opción innovadora de bisutería fina hecha de cristal, bronce, plata y piedras naturales a través de la marca con la que promueve el cuidado de los felinos y mantiene el funcionamiento de Bruxsilandia, organización protectora de gatos ferales en el Estado de México.

“Mi marca tiene seis años, y la hemos creado con el objetivo de concientizar a la gente por medio de cada pieza, con las que les hablamos acerca del respeto y apoyo de los gatos en situación de abandono, además de la importancia de la esterilización. Nos especializamos en joyería vintage, accesorios que han sido inspirados en los gatos y su mirada. Nos gustan muchos sus ojos, porque sentimos que a través de ellos podemos ver su alma, es nuestro sello”, aseveró Esparza.

“Poli hecho con amor” es la marca de Claudia Martínez, que ofrece ropa guanajuatense que propone una indumentaria relajada y divertida, confeccionada en algodón y lino orgánico, con modelos únicos para niñas de uno a 12 años de edad.

Río Turquesa es promovido por Donají Ríos, quien desde hace ocho años ofrece alimentos orgánicos, como consomé de vegetales sin glutamato monosódico, ni derivados de animal, perfecto para sazonar platillos, así como miel de abeja Melipona que fortalece el sistema inmunológico y estimula la producción de glóbulos rojos, entre otros beneficios.

qro-03_62431155.jpg

“Nací y crecí en una organización de café orgánico en Oaxaca, cuando apenas empezaba el movimiento orgánico en México hace como 15 años aproximadamente. Se llama Unión de Comunidades de la Región del Istmo (UCIRI). En esta, mi papá era ajonjolinero orgánico y de ahí me nació ayudar a los productores a transformar y mover sus mercancias, porque lo más difícil no es producir, sino cómo vender el producto porque puedes tener mucho, pero si no cuentas con los medios o las vías para distribuirlo, no tienes la forma de comercializar”, dijo la productora.

Comentarios