“No soy un poeta positivo”: Miguel Aguilar

Vida Q 21/11/2012 00:36 Actualizada 10:37

El poeta y editor Miguel Aguilar Carrillo presentó en el Museo de Arte de Querétaro, el pasado 16 de noviembre, el libro La cosa en sí es lo que importa, con el cual ganó el Certamen Internacional de Literatura “Sor Juana Inés de la Cruz” 2011.

En esta obra se explora, entre otros temas, el deseo y la muerte, principales obsesiones de este poeta radicado en Querétaro desde 1980.

“Está el deseo y la muerte como una preocupación, como ese gran misterio de la muerte, es una presencia cotidiana pero ¿qué será?, espero que no me decepcione. No soy un poeta positivo, si no soy más bien de cierta estirpe, podríamos decir negativa, en mis visiones desencantadas, la vida tiene muchas maravillas pero también tiene muchas decepciones”, dijo el escritor.

Además, el libro La cosa en sí es lo que importa es una continuación del trabajo expuesto en La cosa en sí, poemario con el cual Aguilar Carrillo se hizo acreedor al V Premio Internacional de Poesía “Desiderio Macias Silva”, en 2009.

Francisco de Quevedo, César Vallejo, Luis Cernuda, Gonzalo Rojas y Efraín Huerta son las principales influencias de Aguilar Carrillo, aunque en este nuevo libro, comentó, logró matizarlas y alcanzó a realizar una obra más madura.

Miguel Aguilar Carrillo es químico de profesión, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, pero dejó esa carrera para dedicarse por entero a la poesía. Es originario de la Ciudad de México y llegó a Querétaro en 1980, fue director de la hoy desaparecida Escuela de Escritores de Querétaro, y actualmente coordina talleres de escritura en diversas instituciones de cultura.

Entre sus publicaciones se encuentran los libros: Oficios de la luz; Hilvanes, condición de la memoria; Asuntos personales; Prestigio de estar aquí; Laberinto del cuerpo; Historias y Muchacha en la playa, este último libro a parte de su publicación en México, se logró publicar en Salamanca, España, bajo el sello editorial Delirio.

Además fue antologado en El huerto magnifico de todos, editado también en Salamanca, España.

En su trabajo como editor, Aguilar Carrillo dirige la editorial Calygramma, la cual tiene planeado para el próximo año publicar una colección de poemarios de 15 volúmenes, y en el trascurso del año irán revelando el nombre de los autores a publicar.

Los más recientes libros de Miguel Aguilar Carrillo y las publicaciones bajo el sello Calygramma se pueden encontrar en la Librería Cultural del Centro de Querétaro.