"No soy ningún revolucionario"

Vida Q 21/05/2014 00:03 Actualizada 09:54

Con el nombre de “Iconofagia” el arquitecto Antonio Loyola Vera exhibe en el Museo de la Ciudad, su obra más reciente enfocada al arte abstracto. Una serie en la que “Antonio Loyola recrea cuerpos fragmentados, cuerpos irreconocibles, destrozados, digeridos o arrastrados”, explicó la especialista en arte Alejandra Díaz Zepeda.

Como un rebelde por naturaleza y como un artista que cree en la irreverencia del arte, describieron Ramón Abonce, Secretario de Desarrollo Sustentable del Municipio de Querétaro, y Vicente López Velarde Fonseca, director de la facultad de Bellas Artes de Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), a Antonio Loyola.

Pero el arquitecto ¿Sí se considera un rebelde y provocador?

“En términos artísticos. Yo no soy un revolucionario, ni nada por el estilo. De hecho, a mí me gusta mucho trabajar desde las instituciones y lo he hecho toda mi vida porque creo que la mejor manera de influir en los cambios de la sociedad es estar dentro de la estructura gubernamental y desde ahí yo he sido un trabajador constante. Y esa rebeldía, es más bien en las artes plásticas, en la arquitectura, pero en la vida diaria no soy ningún revolucionario”, respondió a EL UNIVERSAL Querétaro Antonio Loyola.

“Iconofagia” es la tercera exposición individual que Antonio Loyola presenta en el Museo de la Ciudad, serie que hasta el próximo 13 de julio permanecerá en exhibición.

La exposición se inauguró el pasado viernes 16 de mayo con la presencia de la directora del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes (IQCA), Laura Corvera Galván, Gabriel Hörner, director del Museo de la Ciudad y como invitados especiales Ramón Abonce y Vicente López Velarde Fonseca.

El Secretario de Desarrollo Sustentable del Municipio de Querétaro, Ramón Abonce, dijo que el trabajo del arquitecto Loyola “es un trabajo muy importante y muy interesante, porque efectivamente es un rebelde de nacimiento, de naturaleza, en todo lo que ha hecho busca encontrar una posición personal no lo que la misma sociedad está imponiendo y eso hay que reconocérselo”.

Por su parte, el director de la facultad de Bellas Artes de la UAQ, Vicente López Velarde Fonseca, describió a Loyola como un creador versátil, “un artista importante en Querétaro, podemos casi asegurar que Querétaro es bien aventurado por tener a Toño Loyola, un gran amigo, un gran personaje, una persona muy humana, pero un artista que se atreve, un artista que todavía cree en la irreverencia del arte, en lo contestatario y que por supuesto el arte se hizo para provocar”.

El arquitecto Loyola Vera ha participado con distintas instituciones, su anterior cargo fue como director del Centro Cultural Manuel Gómez Morín, pero otro de sus intereses es la docencia, una de las materias que imparte en la UAQ es la de Arte Urbano y dijo que la importancia de exponer su obra ante sus alumnos, también es una enseñanza.

“Todos los artistas tenemos la obligación de exponer, porque exponer es exponerse y más como maestro es muy importante que los alumnos vean el trabajo”, añadió Antonio Loyola, quien actualmente trabaja en una tesis que se llama “Matemáticas para artistas”.