Un paseo por Colón... ¡en el Centro!

Dulces típicos, quesos, vino, artesanías y textiles son productos que encontrarás en las instalaciones de Punto México

Fotos: Román Castillo
Vida Q 20/07/2018 03:07 Mariana Moctezuma Actualizada 09:11

Durante todo el mes de julio, la Secretaría de Turismo, a través de su galería Punto México, abre sus puertas a productores y artesanos colonenses para que promuevan las riquezas de este municipio.

Bajo el lema “Colón, te llevó en el corazón”, quienes acudan a este pequeño espacio, podrán encontrar artesanías de madera, aretes, brazaletes y dijes elaborados con piedras y minerales como ópalo, calcedonia, lapislázuli y riolita. Este trabajo artesanal de tallado de piedras preciosas y semipreciosas se realiza principalmente en la comunidad de Nogales.

n-a16-uq200718-2ph04_63890887.jpg

Los visitantes también encontrarán los tradicionales dulces de amaranto, un producto artesanal sin conservadores que brinda energía al cuerpo a través de fibra, proteína y carbohidratos.

Colón se ha distinguido también por ser uno de los principales productores de quesos en la región, contando con una gran variedad de productos, que van desde los tradicionales mexicanos hasta los más fuertes, elaborados a la vieja usanza de la escuela europea.

amaranto-00_63892890.jpg

Para acompañar una selección especial de estos quesos, también podrán encontrarse en este mismo sitio una gran variedad de vinos Donato, una de las cavas más importantes de la zona.

“Nuestra casa cuenta con ocho etiquetas diferentes de vino, tales como el Ensamble, elaborado con uva de Querétaro y de Ensenada y el Gran Reserva, puedes encontrar también un rosado o un blanco espumoso desde 190 pesos, hasta un Gran Reserva en poco más de 200 pesos”, comentó Enrique Hernández, gerente general y representante de Cavas Donato.

vq-expo07_63891480.jpg

Otro de los productos importantes que ofrece este municipio es la miel, hay desde un dulce con tamarindo y chamoy, hasta jabones con propiedades medicinales; todo elaborado de manera artesanal y natural.

Guillermo Ontiveros, quien con tan solo 24 años es uno de los apicultores más jóvenes del estado, detalló que lleva siete años trabajando para Apicultores Tercera Generación, un proyecto que además se preocupa por la conservación de las abejas.

“Hay cinco sustancias que nos dan las abejas además de la miel, estas son la jalea real, el propóleo, la cera de abeja, el polen y una sustancia que se llama apitoxina, que es exclusiva para uso medicinal en el tratamiento de artritis y dolores de huesos, de ahí la importancia de cuidarlas”, comentó.

n-a16-uq200718-2ph05_63890896.jpg

Al finalizar el recorrido por Punto México se encuentra un telar de pedal, un ejemplar que muestra la tradición centenaria de cómo se elaboraban las prendas de lana.

“Desde muy chiquillo vi cómo mi papá tejía, yo a los 11 años comencé a hacerlo y me fui dando cuenta de todo el proceso que con- lleva, desde esquilar, lavar la lana, cardar, hilarla en ruecas de manera artesanal y con herramientas muy rústicas. Hoy en día ya hay una máquina que nos hace 200 kilos de lana en una hora, yo hacía un kilo en ocho horas, además, contrario a lo que se piensa, el trabajo pesado lo hacían las mujeres, los hombres solo tejíamos. Una vez que se tiene la lana, el teñido se hace a través de plantas como la cáscara de nuez para los cafés, la grana que da desde rojos hasta morados, la manzanilla y la flor de cempasúchil para los amarillos”, platicó don José, quien tiene más de 51 años dedicándose a este oficio.

Comentarios