Se encuentra usted aquí

Gumberto y el Cimatario

Minerva Almazán creó la historia de un intrépido tlacuache para dar a conocer a los niños la riqueza del Parque Nacional queretano; el libro digital tiene tanto éxito que busca su edición impresa
Parque Nacional, Tlacuache, Cimatario, Querétaro, Asociación Civil, Querétaro
Gumberto el tlacuache vive aventuras con otros animales (ILUSTRACIONES: CORTESÍA. FOTOS: LUIS SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL)
20/06/2017
03:53
Rocío G. Benítez
-A +A

Un día en casa de Minerva apareció un extraño animal, uno que nunca antes había visto. ¿Qué es eso?, se cuestionó y preguntó a sus amigos, hasta que obtuvo la respuesta: ¡Es un tlacuache!

En busca de un lugar para el pequeño marsupial, Minerva Almazán Arreola llegó al Cimatario; aunque ella es originaria de Querétaro hasta ese momento se enteró que dicha zona es un Parque Nacional.

Entre amigos y familiares comenzó a indagar si ellos sabían de la existencia de este parque y para muchos el Cimatario era sólo la imagen del cerro que resguarda en lo más alto unas antenas de comunicación, así que decidió crear la Asociación Civil:  Cimatario Yo Soy,  con el fin de promover la visita responsable a esta zona protegida y la importancia que tiene para Querétaro.

Pero el tlacuache no quedó en el olvido, le dio un nombre: Gumberto, además le creó una gran aventura. Minerva inició la historia como un cuento para entretener a su hijo Emiliano, cada vez que lo contaba aumentaba hasta que decidió crear el libro Gumberto el Tlacuache y la Fábrica de Estrellas en el Cimatario, acompañado por las ilustraciones de Gabriela Durán; el 30 de abril se publicó en formato digital y ante el éxito que ha tenido ahora busca su edición impresa.

“Uno vive en una gran ignorancia y debe ser una responsabilidad civil conocer los espacios naturales que brindan aire y agua limpia a la ciudad de donde vives, y qué mejor que empezar la educación con los niños, así comencé contándole la historia a mi hijo”, platicó a EL UNIVERSAL Querétaro Minerva.

Gumberto, el tlacuache, nació en el Tángano y su gran deseo es conocer la Fábrica de Estrellas que se ubica en el Parque Nacional El Cimatario, en su travesía conoce a un correcaminos, dos venados cola blanca y un cacomixtle, pero también se topa con los humanos. “Se enfrenta a todos los  peligros a los que se enfrenta toda la fauna silvestre que vive cerca de la ciudad”, explicó la fundadora y presidenta de Cimatario Yo Soy, A. C.

Las estrellas que se fabrican en el Cimatario son hechas en un gran caldero que se calienta con magma, pues en el interior del Cimatario hay lava volcánica; parte de la fórmula mágica para la fabricación de estos astros luminosos son las cartas de buenos deseos de los niños y tal es la fascinación por mezclar historia y realidad, que Minerva ya hizo la petición para tener un buzón en el Parque Nacional El Cimatario y recibir ahí las misivas de todos los que  ya conocen la historia de Gumberto.

El tener un buzón en el Cimatario es una invitación directa a conocer el parque y saber de su importancia. “Es un privilegio tener un parque tan cerca de la ciudad y es necesario que la sociedad conozca para qué sirve”, dijo la autora.

Un animalito muy especial. El libro incluye la historia de Gumberto, una sección que se puede imprimir para colorear y una parte informativa con fichas técnicas de la flora y fauna que aparecen en el cuento, plantas y animales del semidesierto mexicano, “es para conocer qué es  lo que hay en nuestro país, porque son animales propios de México, por ejemplo hay tlacuaches en otros lados, pero se conocen con otro nombre, seguramente los han visto pero los confunden con otros animales”, detalló la artista Gabriela, más conocida como Gaba Durán.

El tlacuache es el único marsupial mexicano, esta clase se caracteriza porque la hembra lleva a sus crías en una bolsa que es parte de su propio cuerpo, como los canguros, y cuando ya están bien formados los carga en su lomo.

“Es un animalito muy especial y  creo que la gran mayoría los ha visto en la carretera y dicen que son ratas,  es común encontrárselos  en zonas  que están entre campo y ciudad, es un animal que no es agresivo y la gente piensa que sí porque no lo conoce”, dijo Gaba.

Gumberto el Tlacuache y la Fábrica de estrellas en el Cimatario, en su versión digital, está disponible a la venta a través de la página:  http://gumbertoeltlacuache.org/

Y mientras llega la oportunidad para hacer la impresión del libro, Minerva Almazán Arreola ya trabaja en una nueva historia y ésta será dedicada especialmente para las niñas. 

Comentarios