“El cáncer no ve edad, color o estatus social”: Leticia Luna Vera

Las Damas Azules en Cancerología de Querétaro, I.A.P. es una institución que inició el 3 de mayo de 1995 con un grupo de mujeres dentro del Hospital General, quienes trabajan para apoyar a los enfermos con cáncer.
Cáncer de mama, Clínica, Especialidad, Damas Azules, Cancerología de Querétaro, Consultas ginecológicas, Oncológicas,
Foto: Ricardo Lugo
19/10/2017
02:19
Nancy Colín
-A +A

Las Damas Azules en Cancerología de Querétaro, I.A.P. es una institución que inició el 3 de mayo de 1995 con un grupo de mujeres dentro del Hospital General, quienes trabajan para apoyar a los enfermos con cáncer.

“En Querétaro no existía la atención sobre el cáncer y en 2004 decidimos fundar una clínica de alta especialidad donde se pudieran hacer estudios”, recuerda Norma Leticia Luna Vera de Ruíz, presidenta honoraria vitalicia de la organización, quien platicó en exclusiva para EL UNIVERSAL Querétaro sobre esta loable labor.

Actualmente la institución está conformada por nueve voluntarias que ofrecen su trabajo de manera desinteresada, además cuentan con el apoyo de especialistas que respaldan su labor, entre cirujanos oncólogos, ginecólogos oncólogos y radiólogos, quienes son los que colaboran para brindar los diagnósticos.

La clínica de Damas Azules cuenta con el equipo necesario para realizar estudios como mastografía digitalizada, ultrasonido prostático, testicular, renal, abdominal, de hídago, vías biliares, mamario, tiroides y ginecológico, densitometría ósea de columna y cadera, además de clínica de displasias donde se realizan los papanicolau, colposcopias y biopsias.

Además ofrecen consultas ginecológicas y oncológicas.

“El objeto de contar con todos estos recursos es hacernos más profesionales para detectar y dar todas las herramientas a las personas que se acercan a nosotros para que tengan un diagnóstico muy certero, ya que tenemos médicos de todas las especialidades”, refiere Luna Vera, quien asegura que a lo largo de estos 20 años de labor, ha sido testigo de muchas historias de éxito.

“Hay un paciente que pasó por un proceso de cáncer testicular y ahora tiene tres hijos, uno de 17 años, otro de 15 y el último de 13. Cuando te involucras tanto en una institución y ves resultados de éxito, eso te da fuerzas para seguir adelante”, compartió emocionada.

Actualmente la Institución persigue el ideal de crear una gran campaña de concientización con respecto a la detección oportuna, para invitar a la gente a que acuda con su médico de cabecera a revisión y de ser necesario, ser canalizado a un especialista para realizar los estudios pertinentes.

“Los doctores aconsejan que la mujer debe hacerse una mastografía a partir de los 40 años, pero obviamente si les sale una bolita que no es normal, hay que acudir al médico. Esa es la mejor herramienta para detectar algo a tiempo para que los pacientes no lleguen en etapa de estadios avanzados, que es cuando están en etapa 3 o 4, es decir, con metástasis”, detalla Luna Vera.

Los pacientes que llegan a la clínica de Damas Azules son canalizados por parte del Hospital General, ya que el Seguro Popular no atiende todos los tipos de cáncer y de manera paralela al tratamiento, los pacientes son apoyados con expertos en Psicología y Nutrición.

Tras dos décadas de experiencia en esta labor, Leticia asegura que frente a un diagnóstico de esta “enfermedad fuerte”, lo importante es seguir adelante y recomienda:

“Seguir con su tratamiento, yo siempre he dicho que estamos en manos de Dios y aunque sé que es difícil, he conocido muchos casos de éxito, y para eso existen las personas profesionales. Con mi experiencia recomendaría que busquen apoyo psicológico, que eso lo tenemos dentro de Damas Azules, y también les diría: ‘a seguir y seguir’”.

Como parte de esta Institución Leticia comparte el sentimiento que une a las integrantes. “Ser voluntarias es lo menos que podemos hacer, hay que poner un granito de arena […] te vas enamorando de la labor de la institución, del objetivo, ya que cuando ves que con eso lograste salvar una vida o brindar calidad de vida, te hace comprometerte día con día, es una de las satisfacciones más grandes del ser humano”, comparte,

Finalmente, Luna Vera insistió en que la detección oportuna es la clave para combatir esta enfermedad. “El cáncer no ve edad, color o estatus social, todo el mundo estamos expuestos a un diagnóstico”, concluyó.

Comentarios