Se encuentra usted aquí

Dale, dale… ¡masivo!

Más de 2 mil 500 queretanos se reunieron en un ambiente de felicidad y prosperidad para ser partícipes de este gran
CECEQ, Centro Educativo y cultural del Estado de Querétaro, Posada, Sorpresas, Prosperidad, Felicidad, Festividades navideñas, Navidad, Santa Claus, Temporada, Taller,
Foto: César Gómez
18/12/2017
02:58
Karla Castillo
-A +A

Más de 2 mil 500 queretanos se reunieron en un ambiente de felicidad y prosperidad para ser partícipes de este gran evento, que además de conmemorar las festividades navideñas, fue motivo de celebración por la culminación de un exitoso año.

Desde hace un par de semanas, administrativos del Centro Educativo y Cultural de Estado de Querétaro (CECEQ) “Manuel Gómez Morín” anunciaron esta actividad gratuita, que estuvo llena de sorpresas, sin embargo, se entregaron pases para facilitar la logística del evento.

El esperado día llegó y la gente comenzó a arribar al recinto de manera puntual; grupos de niños emocionados, acompañados de sus padres se podían visualizar en las largas filas; algunos vestían gorritos de Santa Claus, diademas con astas de reno, e incluso playeras alusivas a la temporada.

“Es una festividad importante para todos nosotros que nos gusta compartir con la gente. Estar en un edificio tan grande y majestuoso como este, que se ha convertido en un icono para la sociedad, es magnífico”, dijo José Vidal Uribe, director general del Centro Educativo y Cultural Manuel Gómez Morín.

Los asistentes disfrutaron de delicias como tamales, frituras, nieves y buñuelos, entre las propuestas gastronómicas destacó una bebida tradicional de Guadalajara, Jalisco, el tejuino, que es un fermentado ancestral de maíz.

En cuestión de entretenimiento, los más pequeños del taller de teatro, ofrecieron una obra inspirada en la importancia de los valores dentro de la sociedad. Por su parte, la Fundación México Orgullo y Tradición colaboró con la organización de la tradicional posada, en la que realizaron el recorrido de puerta en puerta en el que María y José esperan encontrar un lugar para recibir al niño Jesús.

Cantos, luces de velas de colores y bengalas alegraron la tarde, que asombró a los invitados al ver aparecer alrededor de 20 piñatas llenas de dulces y fruta típica de la temporada, entre cañas, mandarinas y jícamas.

Para concluir la celebración, cerca de las 21:00 horas, se hizo un llamado para que todos se reunieran al centro y participaran de la rifa de bicicletas y juguetes, entre otros artículos patrocinados por instituciones y empresas privadas.

“El propósito es que las personas se pasen un rato agradable y por supuesto, rescatar las tradiciones. Podríamos decir que hoy acabamos con los festejos que empezaron hace un par de semanas con la colocación del nacimiento”, expresó Vidal.

Comentarios