El contador, su peor enemigo

Vida Q 18/11/2012 03:48 Actualizada 04:40

[email protected]

Una falla común entre cantantes y actores es “dejar sus compromisos fiscales a sus contadores”, comenta Adal Ramones, quien en 2007 fue demandado por la Secretaría de Hacienda, y debía pagar una multa de 21 millones de pesos.

Este ha sido el caso más sonado al respecto, pero el conductor y actor regiomontano no ha sido el único.

“Uno trabaja y está confiado de que el contador que contratas se hace cargo de tus compromisos fiscales, para eso le pagas, pero muchas veces no ocurre así y ellos mismos te transan”, añade Ramones, quien debió pagar la cantidad y asistir a varias citas al juzgado para declararse inocente de defraudación fiscal.

Juan Gabriel, Paquita La del Barrio, Lupita D'Alessio, Laureano Brizuela son otros que han sido perseguidos por el mismo delito.

Tanto la intérprete de “Rata de dos patas”, como Laureano Brizuela pisaron la cárcel. A Juan Gabriel y “La Chica Dorada” les embargaron bienes para garantizar el pago de su deuda; la de la ex Timbiriche ascendía a 240 mil dólares.

La Trevi, caso aparte

Ni Hacienda, ni el narco, a Gloria Trevi le persigue un fantasma que tuvo su última aparición en septiembre pasado, cuando fue detenida en el aeropuerto de Santiago de Chile por la Interpol.

La intérprete debía responder a los cargos de rapto y corrupción de menores, por los que fue capturada en 2002 y encerrada en Brasil.

El 31 de agosto, previo a su show en el Auditorio Nacional, policía ministerial acudió a aprehender a la cantante por un proceso legal que ella interpuso en contra de TV Azteca por daños y perjuicios en EU. El fallo fue a favor de la intérprete, pero la televisora contrademandó. Se argumentó la acusación era falsa.