Se encuentra usted aquí

Dr. Alderete explora nuevos horizontes

Actualmente trabaja en un libro infantil y una compilación impresa de "Ritual", su exposición fotográfica
El ilustrador visitó Querétaro para presentar sus "universos paralelos" / Fotos: Demian Chávez
El ilustrador visitó Querétaro para presentar sus "universos paralelos" / Fotos: Demian Chávez
18/05/2018
03:26
Mariana Moctezuma
-A +A

El ilustrador argentino Jorge Alderete, mejor conocido como Dr. Alderete, visitó Querétaro para presentar la exposición “Universos Paralelos”, una colección de más de 60 piezas que dan muestra del trabajo que ha realizado en cine, música y cómic.

Dr. Alderete es un ilustrador contemporáneo que con su trabajo ha inspirado al talento mexicano, actualmente trabaja en un libro infantil y una compilación impresa de su exposición fotográfica “Ritual”. Durante su participación en el festival de arte y diseño “Maldito Buen Gusto” platicó con EL UNIVERSAL Querétaro sobre su trabajo y sus próximos proyectos.

Artículo
Exposiciones y eventos especiales estarán disponibles hoy hasta las 10 de la noche
Celebran Día de los Museos en QuerétaroCelebran Día de los Museos en Querétaro

¿Cuál es la esencia de “Universos Paralelos”?

—Esta exposición es un poco retrospectiva de mi trabajo, la presentamos por primera vez en la Ciudad de México, donde estuvo expuesta en la estación del metro Bellas Artes y fue armada para ese espacio, tiene trabajos que he hecho relacionados con el cine y con el rock, la mayoría de estos trabajos son hechos por encargo pero me dediqué a hacerlos completamente a mi estilo y parte de mi universo está plasmado aquí.

¿Cuál es el proceso creativo del Dr. Alderete?

—Creo que el secreto es estar atento a cualquier estímulo externo, no hay un proceso muy claro, muchas veces voy caminando por la calle y trato de llevar una libreta siempre para tomar esos apuntes rápidos que se me ocurren, a veces son ideas que no perduran y que cuando las vuelvo a ver ya no me dicen nada. A veces es difícil, porque en la ciudad hay un sobre estímulo de cosas y el reto es filtrarlos para tomar lo que realmente me sirve y ver de dónde puedo tener algo de inspiración.

Aunque tu trabajo va enfocado al entretenimiento, hay piezas que retoman discursos políticos y sociales.

—Estoy convencido de que el trabajo de ilustración, por más que se le tome como algo meramente ligado al entretenimiento, es una herramienta de comunicación muy fuerte, muy importante y entendiéndola como tal, me gusta decir cosas y a veces estas cosas que hay que decir están vinculadas con un tono político o una crítica social, si bien mi trabajo va más ligado a la industria del entretenimiento siempre existe un discurso social guardado en mi trabajo.

¿Qué proyectos son los que tienes en puerta?

—Siempre estoy trabajando en cosas, ahora acaba de entrar a imprenta, en Colombia, un libro que recopila todo mi trabajo alrededor de La Isla de Pascua, aquí hay algunas piezas entre la exposición y hace cinco o seis años comencé a interiorizarme con la cultura de la Polinesia y en particular de La Isla de Pascua, de ahí hice una exposición en el Museo Nacional de las Culturas en la Ciudad de México. A la par estoy trabajando en un libro infantil, a veces parece un cliché de ilustradores o de artistas que tienen hijos y empiezan a ver el mundo con otros ojos, yo en realidad la intención no fue volcarme a esto, sino que mi hijo era una fuente de inspiración más, me ayudó a redescubrir mi mirada, porque ellos tienen una mirada muy fresca y sin prejuicios. Además de un libro que nace de una exposición fotográfica que hice el año pasado y que ahora buscamos plasmar ese trabajo en una edición impresa.

¿Costó trabajo dar la vuelta y enfocarte en ilustraciones para un público infantil?

—La verdad fue muy natural, y de alguna manera fue ser muy fiel a lo que hago pero traducido y pensado para un público infantil, no había hecho nada infantil porque muchas veces me daba la impresión que a los editores mi trabajo les parecía que no podría funcionar para niños, ahora lo empecé hacer para mí, y cundo lo vieron algunos editores les interesó el proyecto y lo que estaba narrando ahí.

Comentarios