Arte natural en la UAQ | Querétaro

Arte natural en la UAQ

Vida Q 18/02/2015 02:06 Actualizada 10:32

[email protected]

Hojas, flores, fragmentos de raíces, troncos de peculiares formas, diminutos huesos, insectos y mariposas que aún petrificadas mantienen su belleza, sirven para hacer arte, como la escultura botánica que Azucena Germán creará para la biblioteca de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en colaboración con estudiantes de Horticultura y Veterinaria.

Natura Querétaro es el nombre del nuevo proyecto de Azucena Germán, artista egresada de la UAQ que trabaja pintura, instalación y escultura, usando elementos naturales como en el Land Art, pero su obra se conserva en dioramas.

Como primer paso se hará una expedición con los estudiantes de las carreras de Horticultura y Veterinaria, quienes recorrerán cuatro regiones de Querétaro (Sierra Gorda, semidesierto, zona centro y sur) para recolectar flora y fauna representativa de la entidad.

“Lo que haremos primero es recolectar, serán recolecciones de flora y un poco de fauna, pequeños insectos, que se puedan unir en una composición botánica; lo que quiero hacer con los estudiantes es que precisamente ellos me ayuden a determinar el nombre de cada planta, saber si son endémicas de Querétaro, porque solamente quiero utilizar plantas de aquí, las más representativas”, explica la artista a EL UNIVERSAL Querétaro.

El proyecto se realizará con apoyo de la UAQ, a través de la Dirección de Difusión Cultural que dirige Teresa García Besné. Y fue la propia Azucena quien propuso trabajar con alumnos de la Facultad de Ciencias Naturales.

“Estoy muy agradecida con el proyecto, porque también ellos me van a aportar información valiosa, necesito que me digan qué tanta agua contienen las plantas y cómo pueden conservarse mejor. Vamos a estar trabajando en conjunto, vamos a estar construyendo con base en su información, para conservar aún mejor las plantas. En la UAQ hay un herbario en donde prensan las plantas para quitarles toda el agua y conservarlas, pero en este caso no queremos que se prensen sino que guarden su estructura natural, y en eso ellos me van a ayudar con sus estudios”, afirma la creadora.

Proceso de selección

Para la artista, todo lo que hay en la naturaleza es útil y bello. “En sí cada pieza orgánica es una escultura, tiene su morfología, tiene colores propios, su propia belleza, todo lo que te puedas encontrar en sí ya son objetos escultóricos dignos de apreciar”.

Durante el proceso de creación de una pieza escultórica hay varias fases de selección, la primera es dentro de la recolección y corresponde al gusto o las necesidades del proyecto.

“El estar buscando requiere de mucha observación, porque mucha gente puede ver lo mismo pero no lo observa o no le gusta. Entonces, yo me llevo todo lo que me gusta, incluso a veces puedo ver cosas que no son tan interesantes, pero sé que pueden servir y me las llevo también, porque después viene otro proceso de selección”, explica Germán.

Una vez hecha la recolección y clasificación, se comienza a tratar las piezas mediante tintas y resinas para evitar su oxidación.

“El proceso es difícil, las sumerjo en tinta para que absorban más color del que pierden con la oxidación, que es cuando se vuelvan amarillas, y cuando salen del proceso de entintado las dejo secar y las limpio; hay algunas que no se conservan, que se destruyen porque son muy delicadas, las flores, por ejemplo, son muy difíciles de conservar, son sumamente delicadas. Y de las que mantienen su estructura comienzo a armar la pieza, comienzo a integrarlas una a una, lo que se ve interesante, lo que se ve extraño, todo se une para lograr la composición final”.

La escultura se montará en una caja circular que medirá un metro con 60 centímetros de diámetro, se instalará en la entrada de la biblioteca de la Facultad de Ciencias Naturales y su inauguración se contempla para marzo.

Temas Relacionados
arte natural