The Simpsons , 25 años de irreverencia en tv

17/12/2014
12:03
-A +A

MADRID.— Han corrido los Sanfermines, han tocado con Coldplay, y uno de sus protagonista, Homero, mostró su apoyo a Barack Obama en su carrera hacia la Casa Blanca. Mucho más que una serie animada, The Simpsons llegan a los 25 años sin perder un ápice de su irreverencia.

Si algo ha distinguido en estos años a estos personajes amarillos es su atrevimiento, su sarcasmo y su falta de respeto a cualquier norma establecida. Si no, sólo hay que recordar que Marge, la matriarca, fue portada de la revista Playboy en noviembre de 2009.

Nacieron en 1987 como unos pequeños episodios de uno a dos minutos dentro de El show de Tracey Ullman y durante dos años estos personajes creados por Matt Groening sorprendieron y deslumbraron a la audiencia con su poco convencional vida.

Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie son los miembros de una familia media estadounidense que se ríe hasta de su sombra, aunque lo que más les gusta es reirse de los demás. Unas historias que calaron rápidamente entre los espectadores, lo que llevó al desarrollo de su propia serie, que debutó en la Fox el 4 de enero de 1990.

Con un marcado matiz autobiográfico, como Groening ha reconocido en más de una ocasión. “He derrochado tanto tiempo en mi vida viendo la televisión que la única manera de justificarme era crear mi propia serie y convertir esa experiencia en documentación”, recordó hace unos años.

Con su familia en la cabeza, Groening dio forma a estos personajes que han ido evolucionando con el paso de los años y no se han resistido a meterse con todo.

Desde sus caras dibujadas, critican duramente a la sociedad estadounidense y se comportan de forma grotesca: beben y eructan sin problema alguno, Homero babea por los donuts y la cerveza y no es precisamente un duro trabajador.

Con rumores periódicos sobre su cancelación debido a los altos sueldos de los actores que ponen voz a los personajes, de momento la continuidad de la serie está garantizada por una temporada más, ya se graba.