¡Sí soy monedita de Oro!

Vida Q 17/07/2014 02:01 Actualizada 09:19

Con amplia experiencia en el ramo enológico, Hans Backhoff Escudero, socio de Monte Xanic, recibió la distinción como uno de los cinco enólogos del año por el ‘Wine Masters Challenge 2014’ (WMC). El evento del nombramiento fue celebrado en Estoril, Portugal.

También, Monte Xanic obtuvo una medalla de oro y seis de plata por la calidad de sus vinos, además del reconocimiento como la quinta mejor productora del año, posicionando al Valle de Guadalupe, Baja California, en la séptima posición dentro de las mejores regiones participantes.

El WMC 2014 recibió un registro total de 5 mil 109 vinos, de los cuales, 2 mil 309 pasaron a la final, otorgando un total de 151 medallas, de las cuales siete correspondieron a la bodega mexicana. Más de 600 jueces internacionales, -la mitad de ellos con Master en Enología- conformaron el jurado. A decir de los expertos, el concurso es un barómetro del sector al influir en las tendencias y gustos del mercado.

"Al tú por tú" con las mejores bodegas

Monte Xanic logró tales distinciones en el concurso WMC 2014, compitiendo frente a frente con las tradicionales bodegas europeas.

“Siempre los reconocimientos son un termómetro de nuestro trabajo, nos dice cómo nos encontramos en relación a otros países y es muy interesante ver los resultados, sobre todo, desde la perspectiva de ver cuántas bebidas participaron, así como los países que recibieron premios, cuáles no, qué regiones del mundo formaron parte y quiénes ganaron distinciones.

“Es importante recalcar que los jueces, además de juzgar los vinos ‘a ciegas’, hacen una evaluación de las regiones del vino, de los países y de la gente involucrada en la producción de los mismos. Nosotros hemos entrado a los concursos desde que se fundó la compañía”, explica Backhoff.

Excelente termómetro

En muchos de los casos, las empresas se apoyan en este tipo de concursos para medir el mercado y si el propósito es tener planes de exportación. Por ello, es un buen termómetro para conocer el posible recibimiento de los vinos en el mercado objetivo.

“La distinción de estar entre los cinco mejores enólogos del concurso es una consecuencia de los premios obtenidos, las bebidas galardonadas con oro y plata, normalmente, son vinos que repiten en otros concursos. Por ejemplo, el Sauvignon Blanc Viña Kristel, que tenemos desde el 2011 a la fecha, ha sacado plata y oro en varios concursos; sabemos que son joyas de la casa, ya que el particular clima del valle de Guadalupe lo produce con muy bajos niveles de pirazinas, que son estos sabores herbáceos que se presentan de manera predominante en los sauvignon blanc.

“Por lo anterior, podría afirmar que uno de los climas idóneos para esta variedad es el Valle de Guadalupe, Ensenada, no nada más por su fruto que es la uva, sino también por la planta, que es muy resistente.

“Otro vino que repite mucho en los premios es el Cabernet Sauvignon, tanto como monovarietal que como mezcla bordelesa, como es el caso del Gran Ricardo, todos ellos normalmente están en la pelea y si no obtienen medalla de oro, obtienen plata, siempre presentes haciendo un buen papel”.

Sensibilidad de los mercados

Para el enólogo, el impacto de una medalla es muy sensible en mercados como Estados Unidos, ya que el consumidor se enfrenta a una infinidad de etiquetas y al momento de elegir un vino se encuentra con un rompecabezas.

“Este tipo de reconocimientos y medallas de concursos importantes en el mundo nos ayuda al momento de tomar la decisión, proporciona cierta garantía y confianza al comprar estos vinos.

“Sin embargo, es importante aclarar que no todos los concursos tienen la misma categoría, sólo entramos a los más reconocidos, a aquellas contiendas donde nos interesa que nos midan. En el caso de EUA entramos a uno o dos de ellos, pues estamos exportando algunos vinos y queremos saber cómo se comportan y comparan con los americanos”, dice el socio de Monte Xanic.

Una medalla de oro, agrega el galardonado, siempre es un gusto recibirla, por ejemplo, Gran Ricardo 2011 lo hemos enviado a varias contiendas y repite oro o plata, igual que el Sauvignon Blanc, ya sabes que es un “as debajo de la manga” y que vamos a sacar un premio con estas botellas.

“Estamos en la punta del iceberg, en México lo que es la vinicultura y viticultura están prácticamente en pañales, aunque hay cierto repunte, tenemos muchos otros valles qué descubrir y vinos qué desarrollar y esto debe servir de aliento a las nuevas casas que se están instalando y empiezan a producir sus nuevos vinos, darse cuenta de que sí podemos ganar y sí podemos ser de los mejores”, puntualiza el especialista en vinos.

Temas Relacionados
soy monedita oro enólogo