Richardson niega remordimiento

Vida Q 17/06/2014 00:17 Actualizada 08:38

El fotógrafo Terry Richardson, quien ha trabajado con famosas como Lady Gaga, Miley Cyrus, Rihanna y Lindsay Lohan, salió al paso de las acusaciones de abuso sexual en su contra.

Desde hace años la polémica persigue a Richardson, conocido por sus sesiones fotográficas donde las modelos aparecen semidesnudas y muy provocativas.

En marzo, otra ola de acusaciones se levantó e incluso se lanzó una campaña llamada #NoMoreTerry para pedir que se boicotearan las publicaciones y marcas que trabajaran con Richardson, llamado “depredador sexual”.

“Cuando ves la cantidad de acusaciones de chicas que acumula y las fotos suyas que circulan por Internet, que promueven la violación, el amordazamiento, la asfixia... te preguntas por qué este hombre está en todas partes. La industria de la moda no debería alabar a potenciales depredadores sexuales”, señaló una joven.

Ahora, Richardson usó las páginas de la revista New York Magazine para defenderse de las acusaciones.

Reconoce que sus sesiones son casi orgiásticas: “Creo que todo el mundo se tiró a alguien”, recordó acerca de un trabajo para un calendario, pero de eso a ser pedófilo, asegura es una “mentira, eso es algo horrible para decir sobre alguien”, aseguró.

“Nunca hemos sido sólo una chica y yo. Siempre había asistentes u otra gente alrededor, o las chicas traían amigos a pasar el rato. Era un trabajo diurno, sin drogas ni alcohol. Era un ‘happening’, había energía, era divertido, era excitante hacer estas potentes imágenes, y eso es simplemente lo que era. Gente colaborando y explorando la sexualidad y haciendo fotos”, detalló el fotógrafo.

Conforme el paso del tiempo, las imágenes de Richardson se han vuelto más explícitas y ahora él mismo se desnuda mientras toma las fotografías, pues lo considera una catarsis. “No tengo ningún remordimiento sobre el trabajo, pero obviamente nunca he querido que alguien se sienta así”, indicó.