Se encuentra usted aquí

En pos de un mejor planeta

La artista Jeannette Betancourt presenta en el Museo de la Ciudad la exposición “La naturaleza y su estado de contingencia”
Compartir
FOTO: Demian Chávez
17/02/2017
08:24
Rocío G. Benítez
-A +A

¿Cuántas botellas de PET utiliza al día? Ya sea de agua o de refresco. ¿Cuántas botellas de PET suman en una semana?, ¿y en un mes? ¿A dónde van dar esas botellas?, ¿cuál es su nivel de contaminación? Preguntas como estas surgen al apreciar la exposición “La naturaleza y su estado de contingencia”, que presenta Jeannette Betancourt en el Museo de la Ciudad. 

Durante tres años, Jeannette se concentró en analizar, reflexionar y exhibir verdades de tres temas: Tierra, alimentación y agua. Asuntos necesarios para la subsistencia humana que están en estado de alerta. 

“La naturaleza y su estado de contingencia quiere decir: la naturaleza en focos rojos. Es una reflexión, y en cada una de las piezas se reconstruye una microhistoria de situaciones que fui detectando como en un estado de alerta, y eso nos preocupa, por ejemplo, la acumulación del PET, hay unas fábricas que empiezan a hacer una trabajo de reprocesamiento del PET, pero resulta insuficiente, y otro problema que tenemos con la alimentación es el maíz transgénico”, explicó. 

Otro problemática visible en la exposición es la ocurrida en Michoacán con los agricultores. “Cuando los Templarios empezaron a tomar las fincas de limones y aguacates, primero empezaron vendiendo seguridad del cultivo, luego seguridad para el mercado, finalmente se descarnaron y empezaron a apropiarse de las fincas y, ¿quién recuperó esas fincas? No fue el gobierno, fueron los autodefensas. El problema fue muy evidente y aquí está”. 

La migración, los cambios climáticos son situaciones que afectan el ambiente, la convivencia social, afectan la tierra. El problema no solamente recae en las naciones, el actuar de cada individuo también influye. Y aunque parece que el panorama es desolador y el futuro incierto, Jeannette dice que hay esperanza. 

“El futuro es incierto en todos los ámbitos, vivimos una sociedad líquida, como si estuviéramos en arenas movedizas, ya no está el sentido de estructuras que sostenía a la sociedad, el esquema de gobierno se está movimiento durísimo, pero no hay que ser pesimistas, dentro de toda situación de crisis vienen oportunidades nuevas, formas de reinvención, en el caso de México, con todo esto del aguacate que rechazaron en Estados Unidos se abre un mercado en Japón. Crisis lleva inscrito dos conceptos: problema y oportunidades. Todo depende cómo lo enfoquemos”, agregó.

La exposición invita a repensar el futuro, a ser responsable en el uso de los materiales y la energía. “Vivimos en una esfera que se llama planeta Tierra, en la que hay que pensar que los recursos son finitos, no infinitos, tenemos que lidiar en esa realidad, somos inteligentes y hemos aprendido nuevas tecnologías y nuevas formas de obtener energía, y hay que movernos a la energía limpia; básicamente lo que busco es mover a la gente, sobre todo a los chavos, a que construyan el futuro con energías limpias”. 

Jeannette Betancourt, puertorriqueña nacida en Estados Unidos y naturalizada mexicana, es becaria del Programa Sistema Nacional de Creadores de Arte; su trabajo ha sido seleccionado en la Bienal de Monterrey, Bienal de Yucatán y la Muestra Nacional de Arte de Puerto Rico.

Compartir

Comentarios