Pastorela bien acá

Vida Q 16/12/2015 02:51 Actualizada 08:43

El ángel Ricky ha sido castigado por las autoridades del cielo. Y su castigo no  es cualquier cosa: tendrá que bajar a la tierra hasta llegar a Querétaro para anunciar el nacimiento del niño Dios y convencer a los pastores elegidos, Rosario y Margaro, para que vayan  a adorar al recién nacido, pero este año dichos personajes no quieren saber nada de la Navidad.

Además en Una Pastorela Buena Onda Súper Acá Trucutrú Levanta Pastores, que presenta Teatrito La Carcajada, ha metido los cuernos Donald Trump, quien ha ordenado a los diablos, comandados por la diabla-loba-chikungunya, hacer de todo para impedir que los pastores conozcan al Niño Dios.

Jessica Zermeño y Gerardo Pacheco son los responsables de esta pastorela Levanta Pastores, en donde participan Ricardo Ortega CoK (ángel Ricky);  Jorge Chito Izquierdo (Margaro), Ángel Pérez (Rosario), y como los diablos Jessica Zermeño, Gerardo Pacheco, Gaby Galván. Y Nancy Bailón como Llenita Rivera.

Encomienda desde lo alto del cielo. El ángel Ricky es llamado a una cita con daddy Dios, porque hay un grave problema en el cielo. Pero Dios no se hace presente porque está  ocupado haciendo fila en una caja de ahorro popular para pedir un préstamo, el cielo está endeudado y la culpa la tiene  el ángel que se gastó todo el presupuesto  celestial comprando ropa de última moda.

San Pedro, acá Peter, le informa a Ricky que ha quedado fuera de la administración del cielo y  su castigo será ir a Querétaro a anunciar el nacimiento del hijo de Dios; su misión incluye convencer a los pastores de que tienen que ir a adorar al recién nacido, como marca la tradición de las pastorelas.

“Pero tienes que darte prisa porque los demonios están cerca y este año  no pueden evitar el nacimiento del niño Dios”, le dice angustiado San Pedro a Ricky,  y el ángel contesta con toda tranqilidad: “Ya no hay demonios  en Querétaro, ahorita todo Querétaro es azul”.

Chayo y margaro. A veces no se les entiende, pero entre ellos sí se entienden. Rosario (Chayo) y Margaro, los pastores que cada año son elegidos para ir a adorar al niño Dios, han decidido  no celebrar más la Navidad y ¿por qué? Porque en tantos años de servicio a la tradición no han recibido salario ni prestaciones y así pues no.

En su casa apareció un duende de Santa Claus y lo sacaron a punta de golpes, los pastores en serio no quieren saber nada sobre la Navidad. Así que ángel Ricky tendrá que convencerlos, además de cambiar su look, porque no están en onda para la ocasión. ¿Logrará su cometido el ángel Ricky, sin perder el estilo y sin hacer ningún pancho?

Huele a gringo en el infierno. El infierno ha sido comprado por el mal afamado Donald Trump, un gringo que bien podría hacerse pasar por güero de rancho queretano. 

Lucifer ahora trabaja para Trump y es el gringo quien da las órdenes a todos los diablos.

Así que la primera encomienda es para la Loba diabla. “Tú subirás a la tierra y evitarás el nacimiento del niño Dios, del little boy,  este año no puede ver Navidad”, dice Trump. Y para que logre su cometido le ha mandado a los diablos más malos, una voluminosa secretaria  y a un Bolillo Chorreado.

Así, diablos, ángel y pastores  comenzará la lucha del bien y el mal en Una Pastorela Buena Onda Súper Acá Trucutrú Levanta Pastores que Teatrito La Carcajada, ubicado en la calle 5 de Mayo 48, Centro Histórico,  presenta durante diciembre y hasta el 9 de enero del 2016.

 

Temas Relacionados
pastorela bien acá