La Unión revive la condena

Vida Q 16/11/2015 05:01 Actualizada 09:21

“Tener una canción que lleva 30 años es como una condena infernal”, bromea Rafa Sánchez.

El vocalista del grupo español La Unión se refiere así, en broma y sin decir el título, a “Hombre lobo en París”, el tema que los catapultó internacionalmente en los 80.

Pero solo es una sonrisa la que sale de su rostro, porque la banda ha logrado seguir en activo desde entonces, contabilizando 16 álbumes y han sabido adaptarse a los cambios.

“Empezamos en vinilo y casette y luego llegó algo que parecía nuestro enemigo y no fue así (la tecnología digital), es ahora nuestra herramienta para tener contacto con los fans”, indica el cantante.

Luis Bolin, el bajista, respalda: “El nuevo disco (Hip.Gnosis) se hizo por ella, la portada la hizo un mexicano en Texas, solo era mandarnos archivos y ya, y así las cosas, pensamos que el tiempo que interesa es el ahora”.

La Unión presentará su nueva producción discográfica el 27 y 28 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, en el DF, como parte de su tour 2015.

El álbum, con arreglos a sus temas conocidos, incluye por supuesto “Hombre lobo en París”, basado en el cuento del francés Boris Vian.

“En este tiempo tan cambiante, lejos de asustarnos, se hacen cosas interesantes”, destaca Bolin.

Y por ello, las nuevas canciones que están escribiendo tendrán una salida distinta a la de antes.

Saben que las redes sociales a la larga han resultado positivas y enriquecedoras para todos.

“Estamos empezando a componer temas y ver cómo van a salir; ahora no vale la pena hacer 10, 12 temas, vamos a trabajar tres o cuatro canciones con su videoclip y ponerlas en medios de Internet como en Youtube o iTunes, así ya es ahora”, expone Sánchez.

La Unión ha vendido en toda su carrera dos millones de copias de sus discos; actualmente uno de sus integrantes, el guitarrista Mario Martínez, enfrenta cáncer de laringe.

“Ha respondido bien a las quimios, le mandamos siempre apoyo”, comentaron los músicos.

Temas Relacionados
La Unión revive LA condena