Tu banco en un clic

Vida Q 16/10/2015 02:42 Actualizada 02:48

[email protected]

Cuatro de cada 10 jóvenes estadounidenses estarían dispuestos a ser clientes de un banco que operara sólo en línea. De este porcentaje, el 40% dijo que realizarían transacciones con Google, Apple y Amazon, si estas marcas ofrecieran estos servicios, así lo reveló el estudio realizado por la consultora Accenture.

Estos resultados indican que “los bancos actuales necesitan acelerar su adaptación a una estrategia digital y no sólo ofrecer versiones digitales, necesitan moverse más allá de su función tradicional para representar un papel mayor en las vidas de sus clientes”, dijo Daniel Laniado, director de Servicios Financieros de Accenture México.

Un banco sin sucursales no es difícil de imaginar, pues un estudio de la empresa de tecnología Tecnocom indica que en México la banca móvil duplicó el número de usuarios en el último año, gracias a la expansión del uso de smartphones, lo que además permite abrir cuentas bancarias simples ligadas de forma exclusiva a su operación a través de un teléfono móvil.

Este aumento de usuarios se confirma con los datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), que indican que del 83% de los internautas mayores de edad que cuentan con algún tipo de producto o servicio bancario, el 78% de ese universo hace uso de la banca electrónica.

La investigación hecha por esa entidad detalla que el 41% visita portales de bancos y 32% realiza diferentes operaciones en la banca electrónica. Pero, los expertos coinciden en que los porcentajes podrían crecer si se facilitara el uso de este servicio, se ampliara la oferta y se aumentara la confianza del usuario.

“Los bancos están abriendo redes de información y generando aplicaciones, pero la velocidad de los usuarios y la tecnología es mayor, así que la banca va siempre ligeramente por detrás”, expresó Jesús Flores, consultor del Área Financiera en la empresa tecnológica Teradata.

Y es que las personas que no realizan operaciones bancarias electrónicas manifiestan que evitan hacerlo debido a que no confian en la seguridad de los medios electrónicos, por el supuesto costo elevado de las comisiones, el no necesitar el servicio o encontrar dificultad en su uso.

Sin embargo, en el país está creciendo el interés por realizar estas acciones, por ejemplo el estudio de la AMIPCI revela que de las personas que sí usan la banca online, tres de cada 10 realizan operaciones en tarjeta de nómina, dos de cada 10 en cuenta de ahorros y tarjeta de crédito. Sobre el tipo de operaciones, el 55% realiza pagos de servicios, 54% hace transferencias, 51% realiza pago de tarjeta de crédito, 34% compra productos y servicios, y 15% paga sus impuestos.

Al respecto, el índice Brújula Digital Banamex muestra que el contacto con la banca en línea en 2014 aumentó un 16% con respecto al 2011, que las alertas y notificaciones vía SMS se duplicaron en el último año y que la descarga de aplicaciones bancarias se incrementó de 5% a 13%.

Los riesgos. La banca online es uno de los principales objetivos del cibercrimen, la empresa G DATA indicó que tan sólo en diciembre de 2014 se registró un aumento del 45%; aunque la mayor parte de los ataques se dirigen a instituciones financieras en países angloparlantes como Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, mientras que PayPal y el sitio de subastas online eBay ocupan la tercera y cuarta posición en el ranking de los servicios más atacados.

“La mejora y adopción de nuevas medidas de seguridad por parte de los bancos está dificultando sin duda el trabajo de los cibercriminales, pero los troyanos bancarios están diseñados para eludir los métodos de detección tradicionales y sólo las tecnologías específicamente diseñadas para combatirlos pueden proteger con eficacia a los usuarios”, advirtió Ralf Benzmüller, responsable de G DATA Security Labs.

La empresa destaca que para tres de cada 10 usuarios el banco es el responsable de la seguridad de las transacciones, aunque un 65% acepta que hay una responsabilidad compartida, por lo que dicen tomar precauciones para proteger sus claves de acceso, no responder a correos sospechosos y evitar conectarse en lugares públicos.

Por parte del banco, Tecnocom señala que en México ya se están adoptando nuevas soluciones capaces de prevenir y detectar conductas delictivas a través del análisis de patrones en tiempo real, sistemas con procesos de autoaprendizaje que, cuando un delincuente está intentando hacer una transacción fraudulenta, de inmediato generan una alerta que permite detener la operación, hasta que se verifique su autenticidad.

Banca en transformación. Poder desarrollar productos para una población en particular, adaptar ofertas a las necesidades de los clientes y mejorar la capacidad de respuesta, son sólo algunas de las oportunidades que la tecnología entrega actualmente a la banca.

Para muchas personas, especialmente los jóvenes, el sector de la banca ha fallado en brindarles opciones interesantes, incluso 71% afirma que prefiere ir a un dentista que escuchar lo que un banco tiene que decir, mientras que seis de cada 10 opina que la movilidad es la tendencia más importante para el futuro, pues además de facilitar las transacciones ofrece acceso a estos servicios en las poblaciones que están poco bancarizadas.

De esta manera, son principalmente los jóvenes quienes están impulsando la innovación en los bancos, pues desean rapidez y formas más inteligentes de comunicación. “Con el Big Data, los bancos pueden comprender los hábitos de la Generación del Milenio, analizar las transacciones, el fraude, la seguridad, el riesgo y las promociones, para brindar mejores servicios en tiempo real. Por ejemplo, las instituciones que ejecutan el software HANA pueden determinar las mejores tasas de interés y los planes de inversión para un grupo demográfico específico”, afirmó Tonatiuh Barradas, vicepresidente de Industrias Estratégicas de SAP América Latina.

Por su parte Alexis Zlocowski, director de la Práctica de Big Data en Teradata, expresó: “a través de la incorporación de tecnología, numerosos sectores de la industria mejoran la experiencia de los clientes y logran resultados positivos en la fidelización de los mismos, con atención personalizada y conocimiento de sus preferencias”.

Y son justamente estos avances los que hoy propician que se genere gran oferta de servicios alternativos para aquellas personas que aún no están bancarizadas, aquí algunos ejemplos.