Tráfico de mujeres, un mensaje poco escuchado

Vida Q 16/10/2012 02:52 Actualizada 13:34

En México existen más de 500 mil mujeres retenidas contra su voluntad y forzadas a prostituirse, y son pocas la personas e instituciones que acceden a hablar de ello.

Ignacio Cárdenas, escritor y director de la obra Tráfico de mujeres, explica que lleva más de tres años tocando puertas para difundir el mensaje a través del teatro realista, cuyo objetivo es evitar que otras mujeres caigan en redes de traficantes.

Cuenta que ha buscado apoyo de fundaciones, con Cultura del DF y de instituciones educativas como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Tecnológico de Monterrey, quienes le niegan la ayuda aun sin haber visto la obra.

“No habría queja de mi parte si argumentaran que no les gustó la obra por alguna razón, pero que la vieran, pero que te digan no sin verla no tiene nombre”, dijo el director, a quien le niegan los 300 pesos que ha pedido por actor. “La UNAM no quiso dar 4 mil pesos para presentar la obra; dicen que no es para su público, pero yo quisiera saber cuántas chavitas de la UNAM no están metidas en prostitución sin poder escapar”.

Los únicos sitios donde ha encontrado espacio es en la delegación Iztapalapa, donde se han presentado en tres ocasiones, dos en Benito Juárez y otras más en Tlatelolco.

Además, la presentaron a la Policía del Distrito Federal, con quienes acordaron presentarla 10 veces al año, pero sin obtener pago por ello.

Actualmente se presentan todos los domingos a las 18:00 horas en la Legión Americana, en la Condesa.

“Al final tuve que venir a una asociación de ex militares estadounidenses que apoyan causas altruistas, y la pregunta es: ¿tenemos que recurrir a extranjeros para poder hablar de este tema?”, dijo Cárdenas, quien espera que con el cambio de gobierno lleguen personas más sensibles al tema.

La problemática

El director considera que el trafico de mujeres es un problema que se agudiza en una sociedad machista como la nuestra en la que es normal que existan muchos lugares donde de ejerce la prostitución sin que nadie intervenga en ello.

Explica que existen diversos modos de retener a las mujeres a través de engaños, amenazas y retención de documentos. En la obra abordan el engaño a través de trabajos con sueldos atractivos, así como el peligro en las redes sociales.

La actriz Olga Reyne, quien es una nueva víctima dentro de la obra, ha visto de cerca la experiencia, pues una de sus amigas desapareció desde diciembre pasado y otra más en fechas recientes, pero a esta última la dejaron libre tras pagar una cantidad bajo amenaza de sacarla del país.

“Todo aquello que parece demasiado bonito para ser verdad, generalmente no es verdad”, advirtió la actriz Anna Cepinska (Dos hogares).

Aconsejaron además que los padres supervisen a sus hijos en las redes sociales, las páginas que visitan, el tipo de fotografías que publican (en poses sensuales y poca ropa). Además, que se aborde la temática en las escuelas y que no se dejen llevar por la necesidad económica, que muchas veces las hace presas fáciles.