Con sabor al ‘grano sagrado’

Vida Q 15/11/2015 03:06 Actualizada 03:43

Son 10 años de exitoso trabajo los que suma la asociación México Tierra de Amaranto, fomentando en las comunidades queretanas la siembra y consumo de amaranto, el llamado:“grano sagrado de los aztecas”.

En entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro, Mary Délano, presidenta fundadora de México Tierra de Amaranto, dijo que el objetivo de la asociación es fomentar la siembra y el uso del amaranto en la dieta diaria, por sus grandes beneficios nutritivos.

Actualmente trabajan en una comunidad de Michoacán y en 14 municipios de Querétaro, teniendo más presencia en Cadereyta, Tolimán, Huimilpan, Amealco y Pellamiller; y son principalmente mujeres las que participan en la siembra y promueven el autoconsumo en sus familias.

Mary destacó que el amaranto, "el grano sagrado de los aztecas que se perdió durante la conquista de México", ayuda al desarrollo del cerebro, sirve como antidepresivo natural, para problemas de hipertensión y ayuda a disminuir los niveles de colesterol en la sangre.

Como parte de los festejos de aniversario de esta asociación se originó el diplomado de cocina con amaranto “Bueno, sano y justo”, en el que crearon recetas innovadoras como: gelatina de horchata de amaranto, pan de hoja y harina de amaranto, croquetas de papa con jamón, tortillas de papa rellenas de atún, hoja de amaranto, rollo de guayaba con queso y amaranto.

Los deliciosos resultados fueron probados en una reunión especial que se realizó en el Holiday Inn Centro, una de las empresas participantes en el diplomado; al igual que El Caserío. En el evento estuvieron presentes representantes de las instituciones participantes a este proyecto de gran sabor.

Además de degustar los platillos hechos con amaranto, los asistentes al cierre del diplomado apreciaron la obra fotográfica de Francisco Alcalá Torreslanda, quien a través del proyecto Flor de tierra seca ha logrado capturar la esencia de México Tierra de Amaranto y el esfuerzo y dedicación que le imprimen a su trabajo las mujeres que se han sumado.