Amigos en el set y en la pantalla

Vida Q 15/11/2015 03:06 Actualizada 03:41

Con una actitud relajada y una sonrisa en sus rostros, los actores James McAvoy y Daniel Radcliffe llegaron a la conferencia para hablar de la película Victor Frankestein, en la cual comparten créditos como el loco doctor y su ayudante, respectivamente.

Luego de que saludaran a la prensa y se dejaran tomar algunas fotografías, se dio paso a la sesión de preguntas y respuestas, donde el carisma de ambos salió a flote.

“Creo que James y yo tuvimos mucha suerte. Nos llevamos muy bien rápidamente. Somos actores a quienes nos gusta comprometerse y aprendí más al momento de hacer la película que cuando sólo lo hablamos. Una vez que llegas al set y te das cuenta de que estás en la misma página el trabajo se hace más sencillo y rápido”, responde Radcliffe sobre la relación de ambos en la película.

Mcavoy recalcó: “Ambos queríamos hacer esto muy energético y tuvimos unos días de ensayo en Nueva York; teníamos ideas similares de cómo queríamos abordar el tema en la cinta”.

“Nos llevamos muy bien y salimos a divertirnos juntos. Esa fue la gran ventaja que pudimos reflejar en la pantalla. A veces tienes que trabajar con personas con quien no necesariamente te llevas mal pero simplemente es una cuestión de trabajar. Entre las tomas ambos reímos mucho”, afirma con una sonrisa James.

“Creo que haces las cosas mejor cuando trabajas con gente que admiras. Quieres impresionarlo”, completa Daniel Radcliffe.

Al ser cuestionado sobre si McAvoy se atrevería a hacer un musical como su compañero de reparto lo hizo antes, las risas entre ellos no se hicieron esperar. “Creo que James absolutamente debería de hacer un musical”, se apresuró a responder Daniel.

“Casi he llegado a hacer dos musicales y al final por diversas razones como problemas de agenda no ha sucedido. Claro que me gustaría hacerlo pero de la mejor forma, y sería fantástico hacer algo así”, explicó el escocés.

Un momento un poco confuso para Radcliffe sucedió cuando, al ser cuestionado sobre una posible secuela, y aunque tuvo problemas para entender al reportero, no se limitó a decir: “No te preocupes, tu inglés es mejor que mi español. Originalmente el guión terminaba con un final muy diferente donde básicamente se daba pie a que existiera una segunda parte y, al verlo, creo que James y yo tuvimos la misma reacción y dijimos: enfoquémonos en hacer ésta primero, hagamos un buen filme y concentrémonos en ellos antes de pensar en otras ideas. Creo que eso dependerá de que a la gente le guste, que nosotros lo pensemos y también en el hecho de tener en cuenta ¿qué demonios podría pasar después? Fuera de nosotros repetir nuestros papeles”. James le secundó y afirmó lo mismo.

Al ser cuestionado sobre sus inicios y su papel de David Copperfield, el actor reflexiono y dijo: “Ha pasado bastante tiempo desde David Copperfield... fui muy afortunado de que fuera uno de mis primeros trabajos y trabajar con personas increíbles. Me encanta estar en un set, me gusta pensar que cada trabajo que hago me enseña algo y que cada nuevo proyecto en una nueva oportunidad de hacerlo mejor”.

Sobre cómo fue trabajar juntos, ambos se llenan de elogios y afirman que sin duda volverían a alternar.

Ambos actores se presentaron ayer por la tarde en la alfombra roja y premier de la película Frankestein.