Ageo Méndez, entre Mendelssohn y Chaikovski

Vida Q 15/10/2015 02:21 Actualizada 13:17

Francisco Ageo Méndez toca el violín y no ha terminado la escuela todavía. Cuenta con dos décadas de vida y el viernes pasado tocó como solista con la Orquesta Filarmónica de Querétaro.

Francisco Ageo fue uno de los tres solistas que debutaron esa noche en el nuevecito —e impecable— teatro del CAC de la UNAM Cámpus Juriquilla. Tocaron también esa noche Marco Guevara en la flauta dulce y Guillermo Sánchez en el cello.

Ageo tocó a Mendelssohn, bajo la dirección y escrutinio de José Guadalupe Flores.

Lo aplaudieron y tuvo que salir dos veces. Los aplausos siguieron y con más insistencia. El joven regresó y ejecutó un fragmento de “Preludio y Danza” de Emmanuel Arias.

Tiene 20 años y estudia actualmente en la escuela orquesta Carlos Chávez, en ciudad de México. Se quiere titular con una pieza de Chaikovski. “Mi maestra (de titulación) me dijo que Chaikovski puede ser un buen concierto”, declaró a El Universal.

Dijo que Mendelssohn es muy difícil. “Sí exige, pero no tanto como un Chaikovski, por ejemplo”, apuntó. “Sin embargo, musicalmente sí te exprime, porque tiene frases muy largas y tienes que saber aguantar toda la frase, construirla”, agregó.

Fue el segundo concierto de la Filarmónica de Querétaro (OFQ) de la nueva temporada Octubre-Diciembre.

La OFQ arrancó el miércoles 7 de octubre en el Teatro Metropolitano, con el programa de Nuevos Talentos queretanos. En aquella ocasión tocaron como solistas Joaquín Mejía, Juan Rosas, Josué Gutiérrez, y Benedicto Becker.