Se encuentra usted aquí

El presente de la moda mexicana

15/03/2014
01:30
-A +A

Por cuarta ocasión, la feria de vestido y accesorios más importante del país, Intermoda, contó con el concepto Designers Corner, el cual busca brindar a los diseñadores nacionales un espacio en el cual puedan no sólo mostrar sus colecciones sino también interactuar con los compradores.

Este proyecto, de acuerdo con Anna Fusoni, analista de moda y promotora de nuevos talentos, empezó hace una década con un área llamada Talentos Emergentes, en la que, en un principio, participaron en su mayoría estudiantes.

Hoy en día, este espacio se ubica dentro de la zona Trending IM de Intermoda, cuyo objetivo es concentrar en un mismo lugar las tendencias actuales, la oferta de proveeduría, así como a los creadores noveles y establecidos de nuestro país.

“Para formar parte de Designers Corner, los diseñadores deben tener mínimo tres años de experiencia en el mercado, contar con puntos de venta, precios razonables, entre otros requisitos”, apunta la especialista.

El desarrollo que ha logrado este concepto se evidencia, sobre todo, en el número de marcas y creadores participantes, el cual ha crecido de 16, en su primera edición, a 40 expositores en la más reciente entrega.

Nombres de la moda nacional, como Lydia Lavín, Noé Roa, Fou Fou Chat, Stres, Shuvi-Luna, Samuel Girón, Galo Bertín, Carmen Rión, Nakedfish, Alejandra Salcido, Lucio Moreno, Dada, Bearsock, Aline Moreno, Ángela Reyna, Cubo, Lost & Found, René Orozco, Paulina López, entre otros más, contaron con un stand dentro de este espacio.

Varias de las marcas, asimismo, tuvieron la oportunidad de mostrar su propuesta sobre la pasarela, en la que numerosos compradores se dieron cita para conocer las apuestas de los jóvenes mexicanos en materia de diseño.

Se hace camino al andar

Formar parte de proyectos como Designers Corner, dentro de ferias con un reconocimiento significativo, como Intermoda, “representa una oportunidad para nosotros, los diseñadores, para saber en dónde nos encontramos como marca, debido a la gran oferta existente en la exposición, así como para conocer qué es lo que busca la gente”, apunta Samuel Girón, quien ha participado en plataformas como Mercedes-Benz Fashion Week México.

En la edición número 60 de Intermoda, celebrada en enero pasado en Guadalajara, Jalisco, el creador presentó diseños de sus dos líneas, una que lleva su nombre y se especializa en trajes para eventos especiales, y otra llamada Morgue, con piezas de estilo más comercial. El objetivo de esta selección, comparte, es extender su abanico de compradores.

El diseñador leonés Noé Roa, quien se ha dado a conocer por una propuesta actual y sumamente femenina, mostró en su stand de Designers Corner una versión simplificada de su colección Let Them Eat Cake, presentada en la edición pasada de Google+Fashion México, la cual está integrada por vestidos, pantalones y blusas de cortes limpios y gran colorido.

Según el creador, este tipo de escaparates deben aprovecharse no sólo para difundir su trabajo, sino también para concretar alianzas comerciales: “Sin duda, es necesario venir con el claro objetivo de hacer negocios”, idea que Anna Fusoni subraya: “Si el diseñador pretende sobrevivir en esta industria, tiene que vender”.

Álex Muñoz, integrante de la marca Stres, nombre conocido de la plataforma International Designers Mexico (IDM), señala que la constancia es determinante para que un sello o diseñador pueda forjarse un lugar en la industria de la moda. En su tercera participación dentro de este concepto, el colectivo Stres mostró prendas de su actual colección, así como su oferta de zapatos, la cual es ya reconocida y demandada.

Dosis de juventud al diseño

Como cada temporada, Designers Corner se nutrió con la experiencia de sellos como Lydia Lavín, Cubo, Stres, Carmen Rión y Shuvi-Luna, entre otros, así como con los nuevos bríos de jóvenes talentos, cuya propuesta destaca por siluetas modernas, el empleo de materiales inusuales y estampados urbanos.

Diana Porta, diseñadora de la marca Nakedfish, por ejemplo, presentó en uno de los desfiles de Designers Corner distintos blazers elaborados con corcho, cuya textura llamó la atención de los compradores. La propuesta de esta joven, quien estudió diseño de moda en Milán, se caracteriza por “incluir elementos que una prenda clásica normalmente no tiene, con el fin de hacerla reconocible”, asegura.

Crear piezas que expresen la individualidad de las personas es uno de los objetivos de Edmundo Rivas, a través del sello Dada. Este poblano, de 22 años de edad, considera que poder ser alguien único y original es un verdadero lujo actualmente, de ahí que se enfoque en diseñar piezas de aire urbano y con toques vanguardistas. La mezcla de texturas y los estampados eclécticos son dos credenciales de su trabajo.

Para Lina López, creadora de la marca Bearsock y quien formó parte de la zona de Nuevos Talentos de Intermoda, la oportunidad de participar en este tipo de foros le ayuda a ganar experiencia y aprender de los otros expositores. La colección que exhibió dentro de su stand se caracterizó por el uso propositivo de materiales provinientes de saldos. Los cortes con rayo láser y las formas unisex responden a lo que hoy es popular en otras partes del mundo.

Con el diseño como estandarte, Designers Corner comienza a escribir una historia propia, en la que la creatividad es el lenguaje con el que estos talentos definen el presente de la moda mexicana.