¡Festejo culinario!

Vida Q 14/03/2013 00:22 Actualizada 08:50

A un año de su apertura, el restaurante Quintonil es un lugar acogedor, donde sus propietarios Alejandra Flores y el chef Jorge Vallejo, han logrado sorprender a los comensales con una cocina mexicana creativa con técnicas depuradas, donde incluyen ingredientes de alta calidad.

Y para festejar el primer año del establecimiento, se realizará una cena el próximo 19 de marzo. Ésta tendrá un invitado de lujo al chef Enrique Olvera, quien cocinará tres de los seis tiempos del menú, los otros tres los realizará el chef Jorge Vallejo. La cena estará abierta al público, pero con reservación.

“Queremos que los comensales se sientan como en casa, que la pasen bien y que coman maravillosamente.

"Nuestra filosofía es que entra un cliente y despedimos a un amigo. Por ejemplo, hay gente que viene y nos invita a la fiesta de cumpleaños o al bautizo de sus hijos. Son comensales    que regresan constantemente. Por ello, cambiamos con regularidad el menú”, comenta Alejandra.

TRANSFORMACIÓN CONSTANTE

Para quienes acudieron durante los primeros meses de apertura al restaurante Quintonil, hace un año y ahora siguen disfrutando de este lugar, dicen que el cambio es evidente, desde la decoración hasta los platillos del lugar

Por ejemplo, en el salón pasaron de 60 lugares a sólo 46, máximo 48. Y es que tanto para Alejandra como para Jorge lo más importante es consentir a los comensales todos los días.

“En la cocina sentimos que el trabajo que hacemos no podríamos replicarlo para más gente, ya que se perdería la calidad en los platillos.

“No queremos perder este amor por el detalle, no es sólo en la comida, sino también en la atención. Aquí creemos que los pormenores es lo importantes”, agrega

DELICIAS A LA CARTA

Exigente consigo mismo, el chef Jorge Vallejo, afirma que los platillos que se servían antes en el restaurante Quintonil, actualmente no le gustan y que seguramente dentro de tres meses, lo mismo opinará de los actuales.

“Hemos tenido una evolución constante en la forma de elaborar los platillos, esa es la manera más sana de crecer, comparando con lo que hacíamos al principio, si nos hubiéramos quedado estancados en lo que estábamos haciendo, creo que no tendría caso”, expresa.

El concepto es el mismo, pero el cambio del menú ha sido radical, ya que el chef crea nuevos platillos continuamente. Sólo algunos de ellos, a petición de los clientes, se han convertido en jóvenes clásicos, como los huazontles, los chilacayotes y la ensalada; otros, como el arroz con huevo, van y regresan a la carta.

Acerca del menú, Jorge Vallejo opina que “la idea es cambiarlo, ser un restaurante con nuevas propuestas, porque así tendremos una oferta gastronómica clara, que no se encasilla. Nuestra filosofía de trabajo está comprometida con el producto y con nosotros como cocineros”.

"En Quintonil el 99 por ciento de los productos son mexicanos. Por ejemplo, empleamos chocolate de Tabasco y café de Oaxaca hecho especialmente para el restaurante.

“Tratamos de apoyar al productor local, en lugar de utilizar plastiquesos, preferimos adquirir uno hecho de manera artesanal, orgánico, con el que apoyas a familias pequeñas que se ganan la vida de estos productos y que son extraordinarios”, asegura Alejandra.

Finalmente, el restaurante los ha hecho crecer como pareja y como dueños, para ambos es su prioridad y proyecto de vida.

“Ha sido un trabajo arduo y cansado, pero cuando haces lo que te gusta, la verdad es que no tiene precio”, enfatiza Alejandra.

Por su parte, Jorge afirma que “parte del éxito es la dinámica de seguir haciendo cosas diferentes, de seguir experimentando con nuevos productos y seguir haciendo que a la gente le guste”.