Cambia plumas por armas

Vida Q 13/06/2014 01:51 Actualizada 09:08

[email protected]

Durante casi una década, Neil Patrick Haris se forjó una carrera como comediante a través de la serie de tv How a met your mother, que supo mezclar con su faceta de actor de teatro musical en la que consiguió grandes reconocimientos; estas dos facetas lo hicieron llegar a su nuevo reto, ser uno de los villanos de la nueva comedia Pueblo chico, pistola grande.

Harris sabe que el mundo lo conoce como Barney Stinson y los más veteranos como el superdotado doctor Doogie Howser, pero está convencido de que nadie aún lo ha visto como villano, por lo que aseguró a EL UNIVERSAL que gracias a esta filme cómico situado en el medio oeste, otro público, que no es ni el juvenil ni el teatral lo podrá conocer.

“Hace ya unos meses terminó la serie y ahora tengo la oportunidad de mostrar que puedo hacer más papeles, por eso cuando Seth (MacFarlane) me propuso el personaje firmé de inmediato, quiero que la gente vea que puedo hacer más cosas”, dijo.

En el filme el actor oriundo de Albuquerque, Nuevo México comparte creditos con greandes de Hollywood como Charlize Theron, Amanda Seyfired, Liam Neeson o el mismísimo director Seth MacFarlane, quien en la ficción será su rival amoroso.

Lo que Neil no se imaginaba era que su primera semana en la filmación sería extenuante, cansada, pero tambien enriquecedora, pues aunque trabajar al lado de MacFarlane puede intimidar a cualquier comediante, para él fue como tener un maestro particular que además le pagó por hacerlo. “Seth es increíble, soy fan de él y me gustó lo que hizo con Ted, es un tipo que saca cosas de ti que no sabías. Me exprimió como comediante, es impresionante ver lo facíl que se le da la comedia”, dijo.

Para la película que llega a los cines de México este viernes Neil tuvo que despojarse del pelo rubio que usaba en tv y tambien de las plumas, lentejuelas y maquillaje que usa actualmente en el musical Hedwig and the Angry Inch.

A cambio tuvo que usar bigote, cabellera oscura y traje, pero sobre todo un acentó y una actitud maquiavélica para la que tuvo que ensayar meses antes.

“Es un personaje con una grandilocuencia, que a cada momento levanta cejas y meñiques y se burla y se rié de una manera particular”, detalló Harris.

Dadas sus dotes histriónicas y musicales, pudo dirigir una pieza musical funadmental en el filme con la cual su personaje Foy se burla de Albert (MacFarland) y de como le quito a su novia (Seyfried).

“Dios bendiga a los productores que me hicieron superar mis limitaciones. Había bailarines increíbles; yo hice 40% de lo que ellos, pero gracias a la edición parece que hago lo mismo que ellos, sé fingir muy bien”, rió.

Para Neil ver un filme western, con números musicales, baile y mucha comedia es algo que no se da todos los días, por ello cree que es algo que el espectador debería de ver.