Un poemario para los desaparecidos

Vida Q 13/03/2013 00:07 Actualizada 09:30

El sufrimiento de los que tienen un familiar desaparecido, el desasosiego de no saber si vive o ha muerto y, la urgencia de encontrar su cuerpo para sepultarlo en una tumba que mantendrá viva su historia y la de otros desaparecidos por la violencia que se vive en el norte de México es lo que se plantea en Antígona González, poemario que presentó, en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Sara Uribe, autora y poeta queretana, quien desde los 10 años de edad radica en Tamaulipas.

El libro toma la figura del mito griego de Antígona de Sófocles, sólo que a diferencia de aquella mujer que es condenada por darle sepultura a su hermano muerto como traidor, la Antígona mexicana busca a su hermano Tadeo, quien desapareció.

Sara Uribe define su obra como una pieza conceptual que utiliza ejercicios de apropiación y de reescritura de notas periodísticas y textos literarios para hablar de la inseguridad y violencia que se vive al norte del país.

El proyecto nació por encargo, la actriz tampiqueña Sandra Muñoz le solicitó a la poeta una adaptación de la Antígona, tomando la figura de Isabel Miranda de Wallace (mujer que buscó durante varios meses el cuerpo de su hijo desaparecido), pero aterrizandolo en Tamaulipas.

Cuando Uribe inició con la escritura del texto, en 2011, se localizaron en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, fosas clandestinas donde se encontraron más de 100 cadáveres. “De alguna manera está situado dentro del contexto de este hallazgo, dentro de la llegada de todas estas madres o hermanas en busca de sus seres queridos”.

La investigación incluyó la revisión del blog Menos días aquí, creado por un colectivo que se dedica “a la búsqueda en las notas rojas de todas las muertes violentas; y hay una persona que contó estos muertos, de nombre Antígona González. Me llamó mucho la coincidencia de estar hablando del mito y de encontrar una persona real con este nombre y que estaba colaborando en el proyecto”.

Con el poemario publicado por Sur+Ediciones, es la primera vez que Sara Uribe trata el tema de la violencia y que Sara se presenta en Querétaro, porque a los 10 años de edad emigró de esta ciudad.

Previo a la presentación del libro, realizada a través del Instituto de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad Autónoma de Querétaro, la poeta queretana comentó que espera que las personas que lean su obra reflexionen acerca del tema “y no desaparezcamos más a los desaparecidos, con nuestro olvido o con nuestra indiferencia”, y añadió que a través de la literatura se pueden generar procesos de memoria, ya que es tarea del arte “dar cuenta de lo que lo oficial no va a dar”.

Sara Uribe ha sido reconocida con el Premio de Literatura del Noreste Carmen Alardín 2004, el Premio Nacional de Poesía Tijuana 2005 y el Premio Nacional de Poesía Clemente López Trujillo 2005; actualmente trabaja con más textos sobre el ejercicio de apropiación y reescritura.