Acepta reirse de su vida

Vida Q 13/03/2013 00:07 Actualizada 11:13

[email protected]

Jessica Zermeño nos platica parte de su trayectoria como actriz, sus planes para el 2013, y todos los detalles sobre las nuevas funciones del divertido y controversial monólogo que presenta los miércoles de marzo en el Teatrito de la Carcajada, ubicado en el centro de la ciudad.

“Artista con talento, coraje y dedicación”, así definimos a Jessica Zermeño, quien por años se dedicó al periodismo, mismo que quedaría a un lado en su vida, luego de tomar la decisión de estudiar la carrera de actuación en el International Actors Institute (INAI).

Jessica comparte a El Universal parte de su trayectoria como actriz, sus planes para este año, así como los detalles de la nueva etapa de presentaciones de la puesta en escena “Sí, acepto”.

¿Cuándo descubres tu interés por la actuación?

Asistí a varios cursos de verano cuando era niña, en uno de ellos tenía como objetivo final que los niños más grandes montaran una obra de teatro, yo tenía ocho años y de alguna forma logré integrarme e interpreté el papel antagónico, fue una experiencia que me fascinó. A partir de ese momento, sólo esperaba durante el año el momento de ir al curso de verano para actuar en las obras de teatro.

¿Cómo inicia tu carrera profesional como actriz?

Siempre tuve la inquietud de hacer teatro, desde joven participé en varias obras de la escuela y fue cuando me mudé a Querétaro que decidí estudiar la carrera de actuación. Trabajé en un periódico local y al mismo tiempo participaba en algunas obras, el trabajo fue creciendo y cuando terminé mi carrera decidí enfocarme de lleno a la actuación. Cuando empecé a dedicarme a lo que realmente quería en la vida disfrute plenamente el ser yo, el estar sobre un escenario es mi pasión y me hace inmensamente feliz.

¿Qué te impulsó a continuar con este sueño?

El efecto que puede llegar a tener una obra sobre las personas, ayudarles a reflexionar sobre su vida o a pasar un momento agradable. En la preparatoria un compañero formó una compañía y entre todos montamos una obra de teatro dentro de un centro cultural de tepito. Fue una experiencia única llegar a ellos de una forma humana sin importar en dónde estábamos. El crear una conexión con el público es como magia y cada obra tiene un mensaje para que se quede en el corazón de la gente.

 

¿En qué te inspiraste para escribir el monólogo “Sí, acepto”?

Es una obra autobiográfica, yo estaba muy triste por las cosas que habían sucedido en mi vida, y alguien me dijo “el día que seas capaz de reírte de todas las cosas malas que te han pasado en el amor, ese día lo superarás y podrás continuar”. Decidí escribir la obra de una forma cómica y así reafirmar que las cosas malas pasan por algo.

¿Cuál es el tema principal de la obra?

La obra habla de una aceptación personal a través de un monólogo cómico-romántico, es una forma de ver lo cursi e idealistas que en ocasiones somos las mujeres, es analizar las ideas que nos creamos desde chicas acerca de lo que debe suceder en nuestras vidas, incluyendo la boda, el hombre perfecto y guiándonos por patrones que se forman por la sociedad. La reflexión que trata de comunicar la obra es que debemos de dejar de esperar y simplemente aceptar y ver que es lo que nos llega.

Las funciones serán los miércoles 13, 20 y 27 de marzo en el Teatrito de la Carcajada a las 20:30 horas, éste se encuentra ubicado en la calle 5 de mayo, en el centro de la ciudad, es un lugar íntimo, en donde se pueden apreciar todos los detalles de las obras de teatro.

¿Qué aprendizaje te ha dejado esta puesta en escena?

Fue difícil al principio porque los monólogos tienen la característica de tener la empatía con el actor. Cuando me llegó la oportunidad de hacerlo yo estaba pasando por una situación muy difícil en el amor, pero era la forma de decir hasta aquí. Nunca había tenido la experiencia de estar sola en un escenario, pero al final el lograr que el público salga con una reflexión sobre su vida ha sido una satisfacción muy grande.

¿Qué podremos ver en un futuro?

Comenzarán las funciones de una obra cómica que escribí titulada “Salió del baño de mujeres”, es una obra muy divertida acerca de las citas a ciegas e incluye situaciones por las que yo pasé. En septiembre se presentará en el teatro Rosalío Solano una obra que escribí de tragedia contemporánea llamada “Tregua” la cual habla de un triangulo amoroso. Ha sido un gran reto que implica mas tiempo y mas esfuerzo pero estoy aprendiendo mucho.