Paulina Parga: música y corazón

Vida Q 13/01/2016 02:59 Actualizada 09:44

Su acercamiento a la música fue con el violonchelo, cuando apenas tenía 9 años de edad. Por su mente pasó la idea de ser dramaturga,  pero no. Hoy Paulina Parga tiene 22 años, estudia en Berklee College of Music, canta, compone y toca hasta el ukulele. Su canción más reciente “Canto rodado”, está disponible para descarga gratuita y pronto estará en la red el video, que fue grabado en Querétaro.

Aprovechando sus días de vacaciones, Paulina concedió una entrevista a EL UNIVERSAL Querétaro para platicar de su inicio en la música, sus logros y  proyectos, en los que destaca el deseo de crear un EP con seis temas,  para  realizar un tour por México, entre los meses de mayo y finales de agosto.

Entre el teatro y la música. Paulina Parga es originaria del Distrito Federal, siendo muy pequeña llegó a Zacatecas  junto con su familia, y en la Universidad Autónoma de Zacatecas, en el programa infantil, comenzó su instrucción musical con el violonchelo, aunque hoy revela tener una relación de amor y odio con dicho instrumento.

En su familia no hay músicos, pero el arte siempre ha estado presente, su madre es investigadora de artes visuales y su padre está dedicado a las artes escénicas. Justo por la labor de su padre se engendró  en Paulina esa idea de ser dramaturga.

“Siempre me gustó escribir, antes de pensar en dedicarme a la música quería  ser  dramaturga, quizá por mi  papá, siempre me ponía en sus obras de teatro, aunque era súper penosa,  estaba bien chiquita y me podía de actriz en su obras de teatro,  y  sí, en la prepa quería ser dramaturga,  escribía historias, monólogos, escribía obras de teatro para mí y por azar del destino,  del grandioso  sistema educativo y de selección, esa opción no funcionó muy bien”, confiesa entre risas.

Inició sus estudios de música en Querétaro acompañada de su violonchelo, y aunque el canto también estaba presente en su vida, “básicamente cantaba para mí y por mi cuenta, pensaba que era más chelista que cantante, yo cantaba  y pensaba que todos cantaban también, pero  hasta que estuve en la universidad vi que no todos cantan, me empezó a gustar y me fui enfocando más al canto”.

Canciones contestarias. De su gusto por escribir, crear historias  y la música, comenzó su labor como compositora. En sus primeros temas destaca un interés por las problemáticas sociales, como en la canción “El sonido de mis pasos”, que hace referencia a la migración.

“La mayoría de mis canciones eran muy contestatarias, hice un tema para un disco de la UAQ, se llama ‘El sonido de mis pasos’ y trata sobre migración, me gusta mucho hablar sobre la identidad y esa canción habla de la desesperanza, todo lo que se ha perdido, lo que éramos y lo que somos ahora”.

En el Festival de Música Santa Cecilia 2014, Paulina Parga ganó el primer lugar con la canción  “Huandi” ("Verdadero" en zapoteco). “Esa canción la hice en el momento de Ayotzinapa, cuando buscaban a los estudiantes,  es una canción muy social y decía muchas verdades, aunque tampoco me gusta ser tan directa, busco la forma más poética de decirlo”.

Parte del premio del Festival Santa Cecilia fue la grabación de un videoclip, pero no realizó el video de “Huandi”, compuso una nueva canción: “Canto rodado”, y fue en Los Cues, aquí en Querétaro, donde se registraron las imágenes para el material  que pronto estará disponible en la red para su promoción.  Otra de sus más recientes composiciones es “Alba” que junto a "Canto rodado" marcan otra etapa en su historia musical, una fase más romántica, sin dejar de lado esa mezcla de jazz y folclor latinoamericano que siempre está presente en su música.

“Lo que quiero con mi música es despertar a la gente, despertar los sentimientos que ellos quieran, pero hacerles sentir algo, a veces sólo escuchamos y no nos damos cuenta de la música, de lo que dice, sólo es como música de fondo que está ahí y no la sentimos,  lo que busco es hacerles sentir, lo que quieran, porque cada canción es diferente, pero  que sientan algo, porque nos estamos durmiendo mucho, estamos muy enfrascados en nosotros mismos”.

En septiembre de 2015 comenzó a estudiar en Berklee College of Music, en Boston, con apoyo de una beca que le otorgó la misma institución. Además recibió del Instituto Queretano  de la Cultura y las Artes el PECDA 2015 en Formación Artística en el Extranjero.  Allá en Boston, dice, son muy intensos  los días,  “y más que difícil la escuela,  es difícil vivir ahí, es una cosa totalmente diferente, definitivamente amo mi país y  aunque haya cambiado la temática de mis canciones en general siempre voy a hablar de mi país”.

En sus primeras vacaciones regresó a Querétaro para ofrecer un concierto en esta ciudad y uno más en el DF. Además, como próximos proyectos, contempla la posibilidad de grabar un disco para regresar a México en mayo y realizar un tour por  Aguascalientes,  Zacatecas, Veracruz, Puebla, Ciudad de México y, por supuesto, Querétaro.

“Quiero estar moviendo mi música, luego cuando estás allá es difícil moverte en la escena musical, y al ser músico dependes de mucha gente, pero sobre todo de la gente que te escucha", aegura la joven cantante. 

En su perfil de Facebook, Paulina Parga comparte su música y anécdotas, y en su cuenta de SoundClound ha puesto a descarga gratuita sus dos temas recientes: “Alba” y “Canto rodado”.

Temas Relacionados
Paulina Parga: música y corazón