Historias del chino que conquistan al séptimo arte

Vida Q 12/10/2012 02:39 Actualizada 02:39

Que Mo Yan tenga cercanía con América Latina no es un secreto: en 2011, en Pekín, sostuvo un divertido diálogo con Mario Vargas Llosa y en ese mismo año asistió a la presentación de la primera traducción oficial al chino de Cien Años de Soledad, de Gabriel García Márquez, por quien manifestó admiración; como tampoco es un secreto su gran cercanía con el cine y en particular con el director chino Yimou Zhang, quien debutó con Sorgo rojo, en 1987 y obtuvo el Oso de Oro Berlín, con la cinta basada en dos de sus novelas, Red Sorghum y Sorghum Wine.

Edgardo Bermejo, director general de Asuntos Internacionales de Conaculta, asegura que Mo Yan es un autor marcado por su generación, los nacidos en los 50, junto a Su Tong, Yu Hua y Zhen Zhongyi, quienes son los más celebrados y que han sido llevados al cine por Yimou, el “gran adaptador al cine de la literatura china contemporánea”.

Y es que Sorgo rojo, que contó con las actuaciones de Wen Jiang, Gong Li, Teng Rujun, Liu Ji, Qian Ming y Ji Chunhua, obtuvo varios premios e internacionalizó a Mo Yan. El editor Ángel Fernández dice que en alguna medida lo ayudó pero “él que está muy por encima de eso, aunque le hubiera ayudado sería mínima esa ayuda comparada con el extraordinario nivel de su literatura”.

Otras novelas del escritor chino que han adaptadas al séptimo arte son Happy times, en 2000, también bajo la dirección de Zhang Yimou, y Nuan en 2003, en versión de otro compatriota, Huo Jianqi.

Ayer, con el anunció del premio, se confirmó lo que el Nobel Kenzaburo Oé ya había vaticinado a mediados de los 90, cuando dijo: “Si pudiera escoger al próximo Premio Nobel, sería Mo Yan”, será revisitado en la literatura y cine. (Yanet Aguilar)