Lawrence y la maternidad

Vida Q 11/11/2015 02:35 Actualizada 09:21

Madrid.— Jennifer Lawrence, protagonista de la saga The Hunger Games, de la que este mes se estrena el episodio final, Mockingjay - Part 2, aseguró ayer que ella también quiere ser madre “algún día”, como su personaje, Katniss, pero se haya convencida de que ello, como a ésta, no le restaría fuerza.

“Me parece un poco decepcionante que la gente vea a Katniss sólo como una guerrera que al final se convierte en lo que siempre ha querido, en madre. Quiero ser madre algún día —dice, mientras se acaricia el vientre— y no creo que eso reste mérito a mi carrera”, señala la estadounidense, ganadora de un Óscar por Silver Linings Playbook (2012).

Lawrence y los protagonistas de Mockinghay 2, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth, acompañados del director Francis Lawrence, visitaron Madrid para promocionar la cinta.

En este capítulo, que cierra la saga creada por Suzanne Collins, Katniss debe lidiar con un enamorado que no la reconoce y hasta la odia, Peeta (Josh Hutchinson), y liderar una guerra total.

“Creo que la historia de la película refleja muchos elementos de nuestro mundo: los líderes corruptos, los conflictos, la propaganda, las consecuencias de la violencia y su utilización como divertimento o la fama; todo esto, por desgracia, son reflexiones que la autora sacó del pasado”, señala.

“La realidad es que nos hemos estado repitiendo miles de años”, advierte el director, Francis Lawrence, al frente de las tres últimas entregas.

A sus 24 años, la protagonista de Winter’s Bones defiende que Katniss “siempre ha sido una heroína, aunque intentara no serlo”.

“En eso no ha cambiado pero, en el viaje, ha aprendido a aceptar el papel que se le ha impuesto como cabeza de la revolución, y lo nuevo es que consiente en ser inspiración para el resto del mundo”.

Para ella, volver al Distrito 12 y formar una familia es algo que le hace más fuerte: “Mi personaje —opina— no se rinde; ha ganado una guerra y regresa a casa retirada, como una veterana, después de haber cumplido con su deber”.

Desde su punto de vista, la película muestra “un mundo futurista donde las mujeres no encontrarán ámbitos en los que sean diferentes a los hombres (...) No se protege la imagen de la mujer ni se muestra inmune al embrujo del poder: no es diferente porque tenga una vagina”, concluye, peleona.

Para Hutcherson, el mensaje que prevalece en su personaje no es que el amor puede con todo, sino más bien que lo que vale es el trabajo duro y la constancia.

“Ha habido amor, pero, sobre todo, tragedia, opresión y muertes, y, aunque al final él pueda disfrutarlo, porque puede cuidar de Katniss, han pasado por tantos sacrificios y han perdido tanto, que creo que su valor es haber sido constante y luchador”, zanja Peeta.

“La conclusión es la misma que en los libros; si eres fan, te gustará”, agrega el Francis Lawrence. EFE

Temas Relacionados
Lawrence y LA maternidad