Jóvenes con conciencia social

Vida Q 11/06/2014 00:02 Actualizada 09:25

Los jóvenes que actualmente cursan el 6° semestre de las licenciaturas de Arquitectura y Psicología en la UVM, dentro del programa de la materia de Habilidades de negociación y liderazgo, impartida por la Lorena Ramírez y Dhin Vela Beristaín, participaron en el Primer concurso de impacto social, presentando los proyectos finalistas.

Lo que se les pidió a los alumnos para este proyecto fue, que como parte del aprendizaje de las principales herramientas de liderazgo inspiracional que se les impartieron a lo largo del semestre, por equipos presentaran un trabajo cuya finalidad era reflejar la responsabilidad social que como jóvenes tienen respecto a impactar algunos segmentos vulnerables de la población.

De esta manera, los trabajos finalistas fueron: “Sonrilonches, brindar comida a las personas de la calle”; “Uniendo huellas, asistencia a un refugio para animales”; “Ekoparking, solución al problema que se tiene hoy en día respecto al estacionamiento”; “Contagiados de sonrisas, contratos de sonrisas para contagiar emociones positivas” y “Reforestación Lince, reforestación de áreas verdes”.

El primer lugar de este concurso fue para el proyecto “Reincorporando a la sociedad”. Éste, a consideración del jurado, fue el que más impacto social generó. Su objetivo fue tratar de reincorporar a la sociedad a “Lalo”, un indigente que no tenía trabajo y que deseaba regresar a su lugar de origen.

Los estudiantes se dieron a la tarea de seleccionar a un indigente que se encontrara en situación de abandono y que, efectivamente, necesitara ayuda. Después de hallarlo, lo asistieron y, a través de las redes sociales, se difundió información para que consiguiera un empleo temporal y recaudara los fondos suficientes para regresar a Sonora, de donde es originario.

Un proyecto enriquecedor

La experiencia para los jóvenes fue sumamente enriquecedora, ya que les permitió potenciar competencias como: trabajo en equipo, responsabilidad social, empatía, comunicación y, sobre todo, la evidente habilidad que posee el líder para poder influir en el comportamiento de los demás e inspirar a través de sus buenas acciones.

Se pretende que este primer concurso de proyectos sociales se consolide, además que se sumen a él otras instituciones de educación superior con el ánimo de poder generar acciones positivas que permitan establecer un vínculo más estrecho entre universidad y sociedad.

Asimismo, es importante destacar que el objetivo principal del proyecto ganador se basó en la idea de cadena de favores.