05 / agosto / 2021 | 06:25 hrs.

Una ‘Barbie’ de carne y hueso

Vida Q 10/10/2012 00:19 Actualizada 00:19

En 1989, una campaña publicitaria de la marca Guess logró concentrar las miradas de la industria de la moda en una joven de ojos azules, larga cabellera rubia y un cuerpo de impacto. Su nombre: Claudia Schiffer.

La sensación despertada por aquellas fotografías radicó en su parecido con el icono francés Brigitte Bardot. En las imágenes, Claudia se mostraba sensual, elegante y muy fresca.

Descubierta dos años atrás en un club nocturno de Düsseldorf, Alemania, mientras bailaba, esta rubia probó rápidamente las mieles del éxito. En 1990, fue considerada por People como una de las 50 personas más bellas del mundo.

De 1990 a 1995, su compatriota Karl Lagerfeld la convirtió en la musa principal de la maison Chanel. Durante esa década, Claudia también prestó su imagen a firmas como Revlon, Valentino, Escada, Versace y Ralph Lauren Collection.

El cine y la televisión, asimismo, fueron testigos de los años dorados de esta belleza de 1.82 metros. En 1994, Schiffer interpretó a una instructora de aerobics en la cinta Richie Rich, oficio que años más tarde desempeñaría en la vida real, gracias al lanzamiento de Perfectly Fit, una serie de videos de acondicionamiento.

Después de un periodo de inactividad, y con 37 años cumplidos, Claudia regresó por sus fueros en 2008 y logró acaparar las campañas de las firmas de lujo Chanel, Louis Vuitton y Salvatore Ferragamo. Para la primavera/verano de 2009, posó para los anuncios de Yves Saint Laurent y de una fragancia de Dolce&Gabbana.

Respecto a su vida personal, esta alemana -que cuenta con más de 700 portadas de revistas en su haber- contrajo matrimonio en 2002 con un director de cine, con quien ha procreado tres hijos. A su boda asistieron personalidades de la talla del diseñador Valentino y las estrellas de la música Madonna y Elton John.

En la actualidad, Claudia Schiffer es directora de una marca que lleva su nombre y que se enfoca en el diseño de prendas de cashmere. Asimismo, su rostro puede admirarse en la publicidad de las marcas L'Oréal y Guess, cuyas imágenes son prueba de que su belleza desafía las barreras del tiempo... al igual que la de la muñeca ‘Barbie'.