¡El gran reto de ser chef!

Vida Q 10/07/2014 02:01 Actualizada 09:49

Llega el verano, un largo periodo de vacaciones para niños y adolescentes y entre la gran oferta de cursos para esta temporada, las escuelas de gastronomía son una opción para que aprendas y te diviertas.

El chef Azari Cuenca, del Grupo Litoral, señala que es más que recomendable que los niños vivan la experiencia de preparar un platillo, porque gracias a la expresión de colores, de ingredientes, de aromas, puede resultar una experiencia fascinante.

Como papá de dos niñas de 8 años, Mía y Thais, Azari se ha dado cuenta de la importancia de dar herramientas de sobrevivencia a los pequeños, como es preparar sus propios alimentos, claro, nada complicado, pero si vital para su crecimiento.

La cocina es fundamental para la vida

“Es importante que los niños sepan que esto (la gastronomía) es la vida y uno debe enseñarlos a sobrevivir a través de sus manos y de su conocimiento, enseñarlos a transformar la materia prima en algo rico; cocinar debe ser parte de la vida como saber nadar y conducir.

“Debemos estar obligados a saber cocinar, a transformar la materia prima, de alguna manera, no estamos hablando de algo difícil o complicado, ya que es sencillo, desde saber cocer un huevo o preparar una ensalada”, destaca Azari.

El chef agrega que además, México tiene una de las grandes gastronomías del mundo, lo que nos exige a formar niños que agudicen sus primeros sabores e integren la materia prima. Además que sepan que existen profesiones como gastronomía y enología; al igual de nutriólogos, estos últimos encargado de formar especialistas para la correcta alimentación de los seres humanos.

Amor por la cocina

El profesional en artes culinarias, menciona que otro de los puntos que hacen que los niños vivan una gran experiencia al preparar desde un sándwich hasta alguna ensalada o algo más elaborado, es que los hace sentir importantes, además de una gran satisfacción, porque le pusieron todo su cariño, amor y entusiasmo, además de que agudizarán todos sus sentidos.

A través de la gastronomía, los pequeñoss no sólo aprenden a transformar ingredientes, sino que ven cuál es el objetivo de los alimentos, sabrán que con eso van a regenerar energéticamente su cuerpo, y se darán cuenta de que es una conjunción entre ingredientes, cocina y la transformación de la materia natural a algo extraordinario.

“Todos los papás deberían enseñar un poco de esto a sus hijos. A veces uno aprende más con ellos, con estas bases que decimos que olvidamos. Por ejemplo, yo tengo muchos detalles con ellas que me hacen regresar a mis inicios, a los sabores primarios, al conocimiento básico y a la transformación de la materia prima, eso es lo primordial y lo más bonito que puede un padre compartir", puntualiza el célebre chef reconocido por su amplia experiencia culinaria.

Temas Relacionados
gran reto ser chef Gastronomía