Urbánica colmada de color

Sentimiento de locura, amor, dolor, tristeza, ideas contradictorias que hacen que la obra sea llamativa

Urbánica colmada de color
Castro fue creando sus obras durante varios momentos del día, en ellas plasmó sentimientos como dolor y tristeza.
Vida Q 10/06/2018 03:28 Rocío G. Benítez Actualizada 08:38

Escenas familiares, momentos cotidianos y especiales como el día de un cumpleaños, o temas tan emblemáticos para la cultura mexicana como la historia de Quetzalcóatl, son recreados por el pintor zacatecano Víctor Hugo Castro Lerma en  Urbánica, exposición que se encuentra en la Casa de Cultura Dr. Ignacio Mena Rosales.

La serie se construye de dibujo y pintura  abstracta, obras que fueron concebidas intencionalmente en distintos momentos, mañana, tarde y noche, con la idea de captar las emociones de todo un día.

“Son 29 piezas  de formato pequeño y mediano, y en todas ellas se trata de la construcción, porque son un tipo collage, en donde se tiene una idea concebida y esa idea se va destruyendo conforme va pasando el día, en sí se trabaja tres veces por día la obra, en la mañana, la tarde y la noche, para captar la esencia de mis días en la pintura”, dijo Víctor Hugo.

Sentimiento de locura, amor, dolor, tristeza, ideas contradictorias que hacen que la obra sea llamativa, porque a través de la textura, la forma y el color se hacen visibles tales sentimientos, explicó el artista, quien por primera vez se presenta en Querétaro.

“El objetivo era captar ese sentimiento encontrado de todo un día, desde que nosotros dormimos tenemos sueños, entonces despiertas con una energía y con una sensación muy satisfactoria o deprimente, y en el transcurso, con la convivencia familiar, o amigos, cambia el ánimo, la energía, por los sucesos que vivimos, tanto eventos alegres o problemáticos, y al momento de volver al cuadro todo eso sirve para pintar”.

Víctor Hugo Castro Lerma tiene apenas 23 años de edad y su historia con la pintura comenzó desde la secundaria, momento en que tenía que tomar un taller artístico y eligió la clase de dibujo.

“Inicié en Zacatecas con un pintor que se llama Martín Jiménez, que es reconocido internacionalmente porque trabaja con huesos humanos, yo fui a su clase porque se me daba el dibujo, luego pasó el tiempo y yo quería ser biólogo marino pero no se pudo, al final me decidí por artes”.

Actualmente está buscando espacios para exponer, así fue como llegó a Querétaro. Ha presentado su obra de forma individual en el Estado de México y Zacatecas. Y de forma colectiva su trabajo se ha expuesto en Cuba y España.

Urbánica estará hasta el 29 de junio en la Casa de Cultura Dr. Ignacio Mena Rosales, ubicada en la calle 5 de Mayo # 40, Centro Histórico.

Temas Relacionados
Urbánica pintura cultura

Comentarios