La música hecha con juguetes revitaliza

Vida Q 10/06/2014 00:15 Actualizada 09:00

Samantha y Julio, son dos de los alumnos que asisten al taller de arte sonoro para niños y jóvenes con Síndrome de Down y autismo, que imparte Rick Maciel bajo el método Halo Between.

En este taller los alumnos han tomado muy en serio su papel de artistas y han formado su propia banda, Samantha es la vocalista y Julio el líder, “el jefe”, corrige Julio.

Desde hace más de cuatro meses comenzaron en Querétaro los talleres con el método creado por Rick Maciel, en el que hacen música con juguetes. Éste es el único en su tipo en todo México.

Halo Between comenzó como un ejercicio terapéutico para el propio Rick, quien explica que el método no va encaminado a quitar o desaparecer el padecimiento, sino que se enfoca a lo “más distintivo que tiene cualquier síndrome, que es la parte emocional”.

En un concierto especial que ofrecieron los alumnos de Halo Between en el Museo de la Ciudad, recinto cultural donde también se imparten los talleres, estuvieron presentes invitados especiales y familiares de los niños que forman parte de esta magia.

Cambios significativos

Alicia Vega, madre de Samantha y psicóloga, habló de los cambios que se han logrado en su hija, luego de participar en cuatro talleres.

“Desde un principio yo descubrí algo mágico, que algo mágico estaba sucediendo en su mente y eso mágico la estaba llevando a ser más tolerante con su medio social”, comenta Alicia, quien añadió que también han notado cambios significativos en el desarrollo del lenguaje de Samantha, su hija.

“Me tiene muy complacida, muy contenta, porque sé que sí funciona y lo he podido apreciar en los demás niños que vienen a este talleres, porque se les ve felices, se ve que gozan, se ve que disfrutan lo que hacen”, añade la madre.

Por su parte, Niky Contreras, madre de Julio, “jefe” de la banda de Halo Between, relató que hasta en la forma de caminar de los niños han notado cambios.

“Para nosotros, para los papás, para los hermanos, para las familias, cualquier mínimo avance de nuestros hijos es bien trascendente. Yo los invitó a que compartan esta experiencia con el objetivo de que haya más niños, más jóvenes, más personas que puedan participar de este taller, que sí bien somos todos vida, este taller es lo que hace, les da vida a los jóvenes”, explica Niky.

El taller de Halo Between está dirigido a niños y jóvenes con Síndrome de Down y autismo, bajo la guía de Rick Maciel, continuará con sus actividades en el Museo de la Ciudad hasta el mes de julio.

A las personas interesadas en tener más informes sobre este proyecto creado por Rick Maciel o deseen participar apoyando con becas para los alumnos del taller, se pueden contactar por medio del correo: [email protected].