Moderatto y el rock rosa celofán

Vida Q 09/12/2015 02:09 Actualizada 09:14

Decía el amigo Sergio Zurita, dramaturgo y periodista, que no hay que ser más sentimental y cursi que un rockero. Lo dijo antes de que Moderatto apareciera en escena y le diera toda la razón.

El teatro del Pueblo, escenario gratuito y comunitario de la feria Internacional Ganadera de Querétaro, fue el espacio para el último concierto de 2015 de esta banda.

Promueven su más reciente producción Malditos pecadores, séptima producción de estudio, lanzado hace un año en internet y luego en físico, con cinco temas originales de Juan Gabriel, Joan Sebastian, y Marco Antonio Solís.

omo dato curioso, el disco —con nueve cortes—, incluye el único tema que han tocado desde que se juntaron: “De mí enamórate”, versión metal del clásico interpretado por Daniela Romo.

Otro dato curioso. El sencillo “Amor prohibido”, de Selena, ha resultado todo un éxito en la versión de Moderatto.

La historia de estos estrafalarios caras pintadas, tiene su propio atractivo. Jay de la Cueva iba a ser socio fundador de una de los tríos más rompe conciencias del rock nacional: Molotov, pero se inclinó por el rock rosa celofán de Moderatto.

De la Cueva, voz y guitarra de la banda, es un genio de la guitarra, talento inmenso, a pesar de su corta estatura.

Se suman Cha e Iñaki de Fobia, banda que ya tenía sus propios logros. Se agrega Marcelo Lara de La Gerencia y listo. Nace una banda que siempre gustará y disgustará al mismo tiempo.

Ellos tiene la culpa a la mezcla del pop y el rock internacional más pesado y eléctrico. Es como imaginar a Belinda con Iggy Pop, a las Ha*Ash con AC/DC.

Con todo, Moderatto vive y vivirá por los siglos de los siglos, sino en vida, si en la mente y los corazones que les auguraban una muerte rápida y sin dolor por cursis y rockeros.

Temas Relacionados
Moderatto y el rock rosa celofán