Se encuentra usted aquí

Certamen con 38 años de historias

Siguiendo con la tradición, se entregará un premio de consolación al equipo más malo de todo el juego que consiste en un trofeo y un reloj
Certamen con 38 años de historias
Foto: Especial
09/08/2018
03:13
Mariana Moctezuma
-A +A

El torneo nació hace 38 años, siguiendo uno de los principios del Club de Industriales, unir a la comunidad empresarial, estrechando lazos de amistad entre los socios.

“El Club de Industriales fue creado por el empresario Roberto Ruiz Obregón con el propósito de unir a los directivos foráneos que trabajaban en las grandes empresas y venían a vivir a la ciudad. Hoy se sigue cumpliendo este propósito y se fortalece con el torneo, que es un espacio de convivencia entre los integrantes del sector productivo en el estado”, comentó Francisco Núñez.

A lo largo de estos años, el certamen, que retoma su nombre de una de las películas de western más conocidas de la historia del cine, se ha caracterizado por mantener un ambiente de camaradería entre los jugadores.

Artículo
El próximo 25 de agosto se llevará a cabo en el Club de Golf Jurqiuilla, la XXXVIII edición de "El bueno, el malo y el feo"
Un torneo con mucha tradiciónUn torneo con mucha tradición

“El torneo se inició cuando estaba de moda la película ‘El bueno, el malo y el feo’, en aquel momento se le encomendó la organización del primer torneo de golf del club, al licenciado Castelazo, quien trabajaba en Tremec, y fue justamente él quien opto por darle este nombre al torneo, haciendo referencia a los tres integrantes de cada equipo”, recordó Salvador Hernández.

Siguiendo con la tradición de este evento deportivo, se entregará un premio de consolación al equipo más malo de todo el juego, el cual consistirá en un trofeo y un reloj.

“Quiero presumirles que desde que empezó este torneo se ha entregado un premio especial para el último lugar, en las tres primeras ediciones me lo llevé yo, de hecho en una ocasión Roberto Ruiz Rubio me ofreció que si volvía a ganar ese último lugar, él me iba a pagar un curso de tres meses, en donde yo quisiera, para practicar golf”, compartió con orgullo Mario Chávez. Mariana Moctezuma

 

arq

Comentarios