Se ríen de la vida

Vida Q 08/11/2015 02:09 Actualizada 02:10

Quien tiene la culpa de que a Héctor Suárez Gomís le guste tanto la comedia es su padre, Héctor Suárez. De niño, Héctor acompañaba a su padre a ensayos y grabaciones de sus programas cómicos, así aprendió el arte de hacer reír, casi sin darse cuenta.

Pero ahora es el hijo quien le enseña al padre todas las claves del stand up, género que han elegido para crear Los locos Suárez, y este espectáculo se estrenará el próximo 12 de noviembre, en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez.

De visita en las instalaciones de EL UNIVERSAL Querétaro, los Suárez platicaron de este nuevo proyecto, en el que los asuntos familiares, cosas que pasan entre padres e hijos, situaciones que viven los hombres y mujeres, se ventilarán en el escenario con humor, y no dudan que público se sienta identificado porque son asuntos por los que todos han pasado.

Héctor Suárez se confiesa nervioso por el estreno de Los locos Suárez, porque asegura que el stand up es un género que no ha tocado, pero Suárez Gomís, que creció viendo todos sus espectáculos, aclara que su padre no es nuevo en el stand up.

“Creo que lo trabaja desde hace muchos años y no se había dado cuenta, cuando mi papá trabajó con Raúl Astor, en el programa de Sábado loco, loco, mi papá le contaba películas que supuestamente estaba filmando y eran monólogos de 15 minutos, Raúl hacia la parte de público, y mi papá duró haciendo stand up durante muchos años en ese programa, pero él nunca supo que estaba haciendo stand up”, explicó Suárez Gomís, mientras su padre lo escucha con atención.

También recordó algunas tardes en casa, acompañado de los amigos que siempre querían escuchar las historias de su padre: “las sobremesas en mi casa eran increíbles por todo lo que platicaba mi papá, nos moríamos de la risa y todo eso era una rutina de stand up, pero ahora ya es enserio”.

Con 57 años en el arte de la representación, el creador de programas como ¿Qué nos pasa? insiste en que el stand up es un reto, un reto que disfruta. “Lo he abarcado todo, sí, pero el stand up, aunque es otro género que no he tocado, sé que cuando empiece a correrlo, lo voy a disfrutar como nadie”. Y su hijo le advierte que este género es adictivo. “No lo vas a querer dejar y vas a decir: venga, vamos a dar la vuelta al mundo con esto, vas a ver”.

Desde el principio esa fue la idea de Gomís, crear un espectáculo para presentarse en todos los sitios posibles y ante todo público. “Esa es mi visión, cuando se lo planteé el proyecto a mi papá le dije:no creas que la gente va golpearse por ir a vernos, va ir de poquito en poquito y al rato, todo el mundo va ir a querer a vernos, porque creo que además el ejercicio de que un papá y un hijo estén en escena, está el ejercicio psicológico y terapéutico que hemos hecho, y esto se lo vamos a contagiar a los papás, a las mamás y a los abuelos que estén enfrente de nosotros, yo estoy seguro”.

Lo que hace reír a Suárez es la vida misma, y reír es un acto universal y una necesidad. Gomís ama reír y ama la comedia por su padre, “de entrada yo soy actor, yo no soy comediante, me metí al stand porque es mi pasión, pero me gusta tanto la comedia por culpa de él (señala a su padre), él me hizo que yo me hiciera un analista de la comedia, sin que yo me diera cuenta”.

De reír, de reírse de la vida y de uno mismo es de lo que trata Los locos Suárez, espectáculo para todo público, sin límite de edad. El estreno será en Querétaro el jueves 12 de noviembre en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez, a las 20:30 horas. Y los boletos ya están disponibles a través de e-ticket.