Las tres alegres revolucionarias

Vida Q 08/11/2015 02:09 Actualizada 02:18

Las armas o las revueltas no siempre son el mejor camino para hacerse escuchar y protestar, al menos eso es lo que opinan Guadalupe Pineda, Eugenia León y Tania Libertad, quienes con su show Las tres grandes, buscan alzar la voz por todas aquellas injusticias que aquejan al país.

Las tres intérpretes afirman que aunque ellas no tienen armas, antorchas o palos y mucho menos se consideran activistas, saben que como personas dedicadas a la música tienen un compromiso y responsabilidad con su público y con el país.

“Nuestro compromiso es cantar, que es lo que sabemos hacer, no somos activistas, pero estamos seguras que cantar te puede transformar y eso es lo que tratamos de hacer: crear conciencia través de nuestra música.

La primera vez que escuché a Marcedes Sosa no podía parar de llorar, comprendí que es verdad que la vida puede ser tan diferente y puede ser mucho mejor”, señalo Eugenia.

Las intérpretes afirmaron que aunque la situación por la que atraviesa el país es preocupante, también es esperanzadora, pues reconocen que hoy en día los ciudadanos están más abiertos a alzar la voz, lo cual las motiva a seguir cantando y hablando de temas que atañen a todos los mexicanos, tales como la desigualdad.

“Ahora los jóvenes están mas interesados por su historia y no creen tanto las historias oficiales, eso es lo que este país necesita: que se confronten a los políticos para decirles que el que debe tener el poder es la sociedad civil que son para los que los políticos trabajan”, señaló León.

Esa es una de las razones que hizo que las tres artistas se juntaran hace unos meses y publicaran su disco Primera Fila, un CD+DVD que contiene sus grandes éxitos e incluye un documental y colaboraciones especiales; mismo que el próximo 25 de noviembre llevarán al Auditorio Nacional en una velada íntima para sus fans.

Y es que antes de buscar el éxito económico con este álbum , las cantantes confesaron que esperan hacer un llamado a la conciencia de sus seguidores, sin dejar de lado la parte romántica por la que se han dado a conocer desde hace décadas.

“El repertorio del disco contiene esta parte de conciencia, de protesta y de ideología que se mezcla con la parte amorosa, la parte que ofrecemos de limpiar el alma y acariciarla con nuestro canto sin dejar a un lado esta parte en la que sacamos a colación esos temas que son de protesta por todo lo que estamos viviendo actualmente”, explicó Pineda.

A pesar de que han escalado peldaños para la igualdad entre el hombre y la mujer, Eugenia León aseguró que aún faltan batallas qué ganar y espera que en un futuro, sus hijos y nietos vivan en un país más igualitario.

“A mí me encantaría que mi hijo creciera y heredara otra manera de pensar; que no negara sus sentimiento, que tenga vocación y que no busque el éxito en base al dinero, lo único que vale en la vida es ser feliz y otras personas tiene derecho a ser felices”, añadió la intérprete.